Up Cafe archivo Elena White y el Café El Café: Beneficios Estadísticas El Café: Sus Peligros

Archivo de Noticias

horizontal rule

 
 
bullet Vinculan café descafeinado con riesgo de artritis reumatoide
bullet

La cafeína puede incrementar el riesgo de aborto espontáneo temprano

bullet

Cafeína y sodas: adicción segura

bullet

Tomar café puede contribuir con el desarrollo de artritis

bullet

Café no filtrado aumenta el riesgo de ataque cardíaco

bullet

La estrecha relación entre la cafeína y el corazón

bullet

¿Por qué cree usted que añaden cafeína en los refrescos?

bullet

La cafeína provoca ansiedad, hipersensibilidad al dolor y desprotección neuronal

bullet

Cafeína y riesgo de aborto

bullet

Mucho café puede elevar el riesgo de sufrir de artritis

bullet

Cafeína: ni para niños ni para adultos

bullet

El Cafe y el Embarazo

 
 
 

horizontal rule

 

 

Vinculan café descafeinado con riesgo de artritis reumatoide

 

SAN FRANCISCO, Noviembre 16 (Reuters Health) - El café descafeinado puede elevar el riesgo de muchas mujeres de desarrollar artritis reumatoide, según los hallazgos de dos estudios presentados esta semana durante la reunión anual del Colegio de Reumatología de Estados Unidos.

""Concluimos que el consumo de café descafeinado era un factor de riesgo importante, pero modificable, en el desarrollo de la artritis reumatoide", dijo el principal autor del estudio Ted R. Mikuls, profesor asistente de la Universidad de Alabama en Birmingham. "Dada la popularidad mundial del café, nuestros hallazgos poseen posibles implicaciones para el campo de la salud pública", añadió.

Los investigadores dieron seguimiento a más de 31.000 mujeres, cuyas edades oscilaban entre los 55 y 69 años, que participaron en el Estudio de Salud de Mujeres de Iowa entre 1986 y 1997. Los científicos se mantuvieron en contacto con 158 mujeres que desarrollaron artritis reumatoide durante este período y compararon sus datos con los de otras que no presentaron la enfermedad. En el caso de la artritis reumatoide, el sistema inmunitario ataca el revestimiento de las articulaciones, lo que ocasiona dolor, rigidez e inflamación.

Las mujeres que tomaban cuatro tazas de café descafeinado, o más, al día tenían más del doble de riesgo de desarrollar artritis reumatoide, hallaron Mikuls y sus colegas. Sin embargo, el riesgo de las mujeres que tomaban café regular no aumentó. Las que tomaban más de tres tazas de té al día disminuyeron la probabilidad de desarrollar la enfermedad en el 60 por ciento. "No hallamos ningún vínculo entre la cafeína o el café regular y el riesgo de desarrollar artritis reumatoide", dijo Mikuls.

Los investigadores tomaron en consideración otros posibles factores que pudieran contribuir al desarrollo de la enfermedad, como fumar, el estado civil de las participantes y el uso de hormonoterapia restitutiva. "La asociación persistió incluso después de tomar en cuenta otros factores que pueden estar vinculados con la artritis reumatoide", dijo Mikuls.

En otro estudio similar, un grupo de investigadores, dirigidos por Timothy McAlindon, profesor asistente de medicina de la Universidad de Boston, en Massachusetts, evaluó los factores de riesgo en el desarrollo de la artritis reumatoide entre 64.000 mujeres de raza negra, a las que se les dio seguimiento desde 1995 como parte del Estudio de Salud de Mujeres Negras.

Los investigadores de Boston reportaron que tomar más de una taza de café descafeinado al día parecía cuadruplicar el riesgo de desarrollar artritis reumatoide. "Nos preguntamos cómo era posible que el café regular no influyera y, sin embargo, el café descafeinado, que debería ser similar, sí constituye un factor de riesgo", dijo McAlindon. "Eso es un dilema para nosotros". McAlindon agregó que, según sus conocimientos, "es la primera vez que se observa una asociación entre el café descafeinado y un trastorno metabólico".

Por su parte, Mikuls especuló que el uso de solventes industriales en el proceso de descafeinación podría ser una de las razones. "Se ha acumulado evidencia de que los factores ambientales juegan un papel importante en el desarrollo de la artritis reumatoide", señaló.

También es posible, dijo McAlindon, que las mujeres que comiencen a mostrar síntomas de artritis reumatoide empiecen a tomar café descafeinado. "¿Podría la artritis reumatoide alterar el metabolismo y hacer que las personas prefieran el café descafeinado?" se preguntó. "Eso produciría estos resultados".

 

La cafeína puede incrementar el riesgo de aborto espontáneo temprano

 

NUEVA YORK, (Reuters) – La cantidad de cafeína que se consuma durante el embarazo temprano, se relaciona con el incremento en el riesgo de aborto espontáneo en el primer trimestre, de acuerdo con los resultados de un estudio sueco.

El Dr. Sven Cnattinguius del Instituto Karolinska en Estocolmo y sus colaboradores, entrevistaron a 562 mujeres que tuvieron un aborto espontáneo entre 6 y 12 semanas de gestación. Como se publicó en la edición de 21 de Diciembre de la revista The New England Journal of Medicine, las mujeres que tuvieron un aborto espontáneo, habían tenido un consumo significativamente elevado de cafeína, comparadas con los controles.

Los investigadores realizaron un análisis multivariado ajustando por tabaquismo, edad, número de embarazos anteriores y abortos, consumo de alcohol y presencia de náusea, vómito y fatiga. Comparadas contra las no fumadoras con menos de 100 mg/día de ingesta de cafeína, el consumo diario de 100 mg a 299 mg, se asoció con un riesgo relativo de 1.3 para el aborto espontáneo; para 300 a 499 mg/día, el riesgo relativo fue de 1.4; por arriba de los 500 mg/día, el riesgo relativo fue de 2.2.

De acuerdo con los autores, estos resultados sugieren que la asociación entre el consumo de cafeína y el aborto “no es totalmente un producto del sesgo introducido por los síntomas inducidos por el embarazo.”

La ingesta de cafeína no se relacionó con el aborto de fetos con cariotipos anormales, lo que sugiere el grupo del Dr. Cnattinguius “esta de acuerdo con la falta de evidencia en relación al potencial mutagénico de la cafeína en humanos.”

El riesgo asociado con la cafeína no se observó en las fumadoras.

Los investigadores sugieren que el tabaquismo podría ya sea ocultar el efecto de la cafeína o incrementar el índice de eliminación de cafeína.
 

N Engl J Med 2000;343: 1839 -45

 

Cafeína y sodas: adicción segura

 

 

La cafeína en las bebidas gaseosas, consumidas más que el agua por los estadounidenses, se agrega para fomentar la adicción de los consumidores y no para mejorar el sabor, como argumentan los fabricantes, afirmaron investigadores.

De hecho, los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, dijeron esta semana que la mayoría de los consumidores de gaseosas no diferencian entre bebidas con cafeína y sin cafeína.

El estudio apareció en Archives of Family Medicine, publicación de la American Medical Association, y concluyó que la cafeína se agrega a los refrescos por su naturaleza adictiva para aumentar el consumo.

El estudio de la Johns Hopkins reveló que sólo 8% de un grupo de 25 consumidores adultos pudieron detectar la cafeína en las gaseosas. El resto no pudo diferenciar entre las bebidas cafeinadas y descafeinadas hasta que las concentraciones de cafeína alcanzaron cifras superiores a las aprobadas por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA), de Estados Unidos.

Cerca de 70% de las bebidas gaseosas que se consumen en Estados Unidos contienen cafeína, según los datos del estudio.

Un grupo comercial que representa a la industria de refrescos se refirió a las conclusiones del estudio como “irresponsables” y dijo que la cafeína que se agrega a las bebidas mejora el sabor.

“Fue un estudio muy mal conducido y de diseño deficiente. Las
conclusiones son irresponsables y no tienen fundamento científico”, dijo Jeff Nedelman, portavoz de la National Soft Drink Association.

Dijo que varios de los catadores del estudio eran fumadores, con disminución del sentido del gusto y probaron muchas sodas tibias en un periodo breve.

Estas bebidas contienen sólo una fracción de la cafeína que se encuentra en el café, agregó Nedelman.

El autor del informe, Roland Griffiths, indicó que las versiones sin cafeína de la Coca-Cola clásica y la Pepsi, las dos bebidas más populares de este tipo, constituyen sólo cinco por ciento de las ventas.

Los refrescos representan la mayor fuente de azúcar en la dieta estadounidense, según citas del estudio. Las gaseosas desplazaron el consumo de alimentos de mayor valor nutricional y podrían provocar deterioro de la dentadura, obesidad y fracturas óseas, indicó el informe.

En 1998, los estadounidenses bebieron 57 mil millones de litros de soda, un promedio de casi 585 latas por persona. El consumo de bebidas gaseosas se ha duplicado desde 1975, y son más consumidas que el agua.

“Sabemos que los adultos y los niños se hacen dependientes fisiológica y psicológicamente de los refrescos cafeinados, experimentan un síndrome de abstinencia si dejan de tomarlos”, dijo Griffiths en el estudio.

“La mayoría de los adultos reciben información sobre la abstinencia, y la enfrentan (...). Pero es más problemático en los niños que están menos informados y cuyo consumo de gaseosas puede ser esporádico”, agregó.

Griffiths dijo que los fabricantes deben explicar sus razones para agregar cafeína a las bebidas y eliminar la cantidad de sustancias aditivas que se utilizan.

En 1981, la FDA propuso que la cafeína fuera eliminada de las bebidas de cola, en respuesta los refresqueros argumentaron que dicha sustancia favorecía el sabor.

 

Tomar café puede contribuir con el desarrollo de artritis

 

Beber grandes cantidades de café diariamente puede aumentar el riesgo de desarrollar artritis reumatoide, de acuerdo con científicos de Finlandia.

Mientras más café tome una persona, mayores son las probabilidades de desarrollar artritis, enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo, según un equipo médico del Instituto Nacional de Salud Pública de Helsinki.

Aquellos que beben 11 o más tazas de café diariamente son 15 veces más propensos a sufrir de artritis que los que no toman café.

“El café constituye un factor de riesgo en el desarrollo de la artritis reumatoide”, señaló Kimmo Aho, uno de los investigadores, durante una entrevista telefónica.

Pero los científicos no saben explicar exactamente esta asociación, aunque sospechan que una sustancia desconocida hasta el momento pueda estimular la producción del factor reumatoide y se creen anticuerpos.

Los anticuerpos predicen el progreso de la artritis reumatoide y aparecen años antes de que la persona muestre síntomas de la enfermedad, según expertos.

Durante el estudio, los científicos examinaron a 6 809 individuos durante 15 años.

Ninguno de los participantes manifestaba síntomas de artritis al comienzo del estudio, pero diez años más tarde, 126 habían desarrollado la enfermedad y 89 tenían anticuerpos del factor reumatoide.

“La cantidad de tazas de café ingeridas diariamente es directamente proporcional al factor reumatoide”, escribieron los autores en la revista médica Annals of the Rheumatic Diseases.

La incidencia de la enfermedad no estaba determinada por otros factores como la edad, el hábito de fumar, el peso, los niveles de colesterol o el sexo de la persona, señalaron los investigadores fineses.

La causa de la artritis reumatoide se desconoce, pero muchos médicos estiman que se debe a factores ambientales y genéticos.


Un estudio hace meditar sobre la artritis

La idea de que los pacientes con artritis reumatoide poseen un sistema inmunológico demasiado activo podría transformarse, según dijeron varios investigadores. Un equipo de la Clínica Mayo en Rochester, Estados Unidos, descubrió que los pacientes que padecen de artritis reumatoide tienen el sistema inmunológico deteriorado.

“Este estudio ha demostrado por primera vez que el sistema inmunológico de los pacientes con artritis reumatoide ha envejecido antes de tiempo”, expresó la doctora Cornelia Weyand, especialista en reumatología y líder del estudio, en un informe.

“Hasta el momento creíamos que estos pacientes poseían sistemas inmunológicos demasiado activos y por eso tratábamos los síntomas de la enfermedad con medicamentos supresores del sistema inmunológico”, agregó Weyand, cuyo estudio fue dado a conocer en la publicación científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

Este método, según expertos, alivia los dolores de la artritis, pero también aumenta el riesgo de que los pacientes adquieran infecciones y enfermedades cardiovasculares, las dos causas principales de muerte entre estos pacientes.

Alrededor de 2.1 millones de estadounidenses (casi 1% de la población) padecen de artritis reumatoide y la mayoría está compuesta por mujeres, de acuerdo con datos científicos.

Los síntomas de la enfermedad son: dolor, rigidez, inflamación y deterioro de las funciones de las articulaciones. En algunos casos, los pacientes pueden quejarse de fatiga, fiebre y malestar general. En los casos de artritis reumatoide, el sistema inmunológico del individuo ataca los tejidos saludables de las articulaciones erróneamente.

Weyand y su equipo estudiaron el sistema inmunológico de 51 pacientes con artritis reumatoide y compararon los resultados con los de 47 personas, con edades similares, que no habían desarrollado la enfermedad.

Los investigadores descubrieron que las células T (las células del sistema inmunológico programadas para reconocer y atacar agentes invasores) se hallaban deterioradas.

Uno de los puntos fuertes del sistema inmunológico es la llamada memoria de las células T, que permite reconocer cientos de variedades de bacterias, virus y miles de microbios que causarían enfermedades diarias si no existieran estas células.

Café no filtrado aumenta el riesgo de ataque cardíaco

 

Un estudio holandés publicado en la revista especializada American Journal of Clinical Nutrition, asegura que el café que no se filtra en el proceso de elaboración puede tener efectos perjudiciales para el corazón.


La investigación muestra que este tipo de café puede incrementar el riesgo de padecer un ataque cardíaco ya que provoca la acumulación de homocisteína en la sangre, una sustancia relacionada con los problemas cardiovasculares.


El café no filtrado aumenta las concentraciones de "diterpenes", unas sustancias que incrementan los niveles de homocisteína. En condiciones normales los "diterpenes" quedan retenidos en los filtros del café.


Marina Grubben y otros investigadores de la Universidad Agrícola de Wageningen midieron los niveles de homocisteína en 64 voluntarios sanos, cuyos niveles de la sustancia eran normales antes de las pruebas.


Durante las dos semanas que consumieron café sin proceso de filtrado, aumentaron en un 10% las concentraciones de colesterol y de homocisteína. Para los investigadores este incremento significa también un aumento de un 10% en las posibilidades de sufrir un problema cardíaco.

 

La estrecha relación entre la cafeína y el corazón

 

Sólo una taza de café puede poner rígidas las arterias por más de dos horas, lo cual podría aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco y accidentes cerebrovasculares, según un nuevo estudio.

Los efectos médicos de la cafeína, la droga más usada en el mundo, no se han determinado cabalmente porque aún no está claro cuán grande es el riesgo que causa y a quién se lo ocasiona.

"Nuestra costumbre de tomar café podría representar un peligro para la salud, pero necesitamos más información'', dijo Charalambos Vlachopolous, del Hospital Henry Dunant en Atenas, Grecia.

"No sabemos todavía quién debe abstenerse del café o cuál es el consumo permitido por día'', agregó.

Los científicos saben desde hace tiempo que la cafeína endurece las arterias, que son los conductos elásticos musculares que llevan sangre del corazón a las células, los tejidos y los órganos.

Esta rigidez arterial ejerce tensión extra en el corazón y puede causar un tipo de hipertensión arterial.

Las arterias endurecidas, como mangueras de plástico viejas, son más proclives a agrietarse o a perder su revestimiento protector interno.

El nuevo estudio, presentado durante una conferencia de cardiología en Estocolmo, fue el primero en hallar que una dosis de cafeína era suficiente para poner rígidas las arterias, al menos temporalmente.

"Hasta que no reunamos todas las piezas del rompecabezas, algunos individuos, especialmente los hipertensos y los ancianos, deben ser muy cautelosos con el consumo de cafeína o cambiar a bebidas descafeinadas'', recomendó Vlachopolous.

 

¿Por qué cree usted que añaden cafeína en los refrescos?

 

 

CHICAGO - La cafeína que se añade a las bebidas gaseosas no tiene el objeto de realzar su sabor como alegan los productores y los consumidores ni siquiera pueden distinguir entre refrescos con y sin cafeína, dijeron el lunes investigadores estadounidenses.

En un informe difundido en los Anales de Medicina Familiar, una publicación de la Asociación de Medicina de Estados Unidos, los científicos indicaron que su investigación halló que la cafeína se agrega a las bebidas por sus propiedades adictivas para promover el consumo.

Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins establecieron que sólo el ocho por ciento de un grupo de 25 consumidores adultos lograron distinguir entre las bebidas con y sin cafeína.

El resto no encontró ninguna diferencia entre las bebidas con y sin cafeína hasta que fue elevada a niveles que superan los estipulados por las autoridades de salud estadounidenses.

El estudio indicó que un 70 por ciento de las bebidas gaseosas que se consumen en Estados Unidos contienen cafeína.

"Conclusiones irresponsables"

Una agrupación que representa a la industria de los refrescos calificó las conclusiones del estudio como "irresponsables" y afirmó que la cafeína realmente realza el sabor de las bebidas.

"Se trata de un estudio mal diseñado. Las conclusiones son irresponsables y no pueden considerarse científicas", dijo Jeff Nedelman, portavoz de la Asociación Nacional de Bebidas Gaseosas de Estados Unidos.

Nedelman añadió que varias de las personas que participaron como degustadores en la investigación fuman, algo que afecta el sentido del gusto, y que debieron probar una gran cantidad de refrescos durante un lapso muy breve.

Las bebidas gaseosas contienen sólo una fracción e la cafeína presente en el café, añadió Nedelman.

"Que expliquen por qué"

El autor del estudio, Roland Griffiths, señaló que las versiones sin cafeína de Coca-Cola Classic y Pepsi, los refrescos más conocidos en Estados Unidos, constituyen sólo un cinco por ciento de las ventas.

"Sabemos que tanto adultos como niños pueden generar una dependencia fisiológica y psicológica a las bebidas con cafeína y llegan a sentir la falta si interrumpen el consumo", dijo Griffiths en el estudio.

"Los adultos pueden recibir más información de forma que puedan controlar esta necesidad, pero con los niños es más difícil", añadió.

La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos propuso en 1981 que la cafeína sea eliminada de las bebidas gaseosas.

Los productores respondieron que el aditivo es necesario para realzar el sabor de los refrescos.

Griffiths indicó que los productores deben explicar sus razones para agregar cafeína a las bebidas y especificar qué cantidad del aditivo utilizan.

En Estados Unidos, las bebidas gaseosas han desplazado el consumo de alimentos más sustanciosos y pueden causar una mayor incidencia de caries, obesidad y debilidad ósea, indicó el informe.

El consumo de refrescos se ha más que duplicado desde 1975 en el país, donde se consumen más bebidas gaseosas que agua.

En 1998, los estadounidenses consumieron 57.000 millones de litros de gaseosas, un promedio de 585 latas por persona.

Reuters

 

La cafeína provoca ansiedad, hipersensibilidad al dolor y desprotección neuronal

 

BARCELONA.  Un estudio elaborado por un grupo de científicos inverstigadores de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), junto con el Instituto Karolinska de Suecia y las universidades de Colorado (EUA) y de Göteborg (Suecia) relaciona el exceso de cafeína con la ansiedad, la hipersensibilidad al dolor y la desprotección neuronal.

Esta investigación ha sido publicada en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

La investigación se ha realizado en ratones inactivando unos determinados receptores de adenosina, uno de los principales efectos de la sobredosis de cafeína. Este procedimiento ha provocado un incremento de ansiedad, hiperalgesia (sensibilidad al dolor por encima de lo normal) y hipoxia (una disminución de la protección frente a posibles decrecimientos de oxigen).

EUROPA PRESS

 

Cafeína y riesgo de aborto

 

La cafeína es un compuesto que forma parte de diversas bebidas y medicamentos de uso frecuente en las mujeres embarazadas.  Varios estudios habían mostrado que al parecer el consumo de cafeína no es teratógeno en los humanos (Briggs et al, 1998, Curatolo & Robertson, 1983; Van't Hoff, 1982), pero al menos un estudio posterior sugirió que el consumo de más de 8 tazas de café al día estaba asociado al desarrollo de paladar hendido, defectos del tabique ventricular y otras anomalías (Al-Hachim, 1989).  Sin embargo, estos estudios no controlaron diversas variables tales como  el contenido de cafeína, edad de las madres y tabaquismo.

Una fase de seguimiento a largo plazo del Estudio Cooperativo Perinatal encontró que el consumo de niveles elevados de cafeína aumentaba el riesgo de aborto espontáneo, pero que el consumo moderado no tenía este efecto .  Para fines de este estudio se consideró que el umbral a partir del cual aumentaba el riesgo de aborto era de 6 tazas de café en las no fumadoras y de 11 al día en las mujeres fumadoras (Klebanoff et al, 1999).

La asociación más consistente sobre los efectos adversos de la cafeína durante el embarazo fue con el bajo peso al nacer.  Dos estudios reportaron que las mujeres que consumían más de 4 a 7 tazas de café al día (más de 300 mg) tenían un mayor riesgo de parto pretérmino y de tener productos con bajo peso al nacer.

Un estudio recientemente publicado (Cnattingus et al; 2000) añade otra pieza de evidencia a través de un estudio de casos y controles para determinar si la ingestión de cafeína estaba relacionada con el riesgo de abortos espontáneos.  Este estudio controló varios factores que no fueron tomados en cuenta por los estudios anteriores, tales como la presencia de alteraciones cromosómicas en los productos de aborto, el tabaquismo materno y la dosis de cafeína a la que habían estado expuestas las madres, antecedentes de abortos previos, consumo de alcohol y severidad de los síntomas asociados al embarazo temprano.  El estudio encontró que, entre las no fumadoras,  la ingestión de una dosis diaria de 100-299 mg de cafeína está asociada con un riesgo 1.3 veces mayor de aborto espontáneo, mientras que el uso de 300-499 mg al día aumenta el riesgo a 1.4 veces y la ingestión de 500 mg o más lo aumenta hasta 2.2 veces en comparación con las mujeres no fumadoras que toman menos de 99 mg de café al día.

La estimación del contenido de cafeína para las diferentes bebidas analizadas en el estudio fue la siguiente:

bullet Bebida                                  Contenido de cafeína

150 ml  de Café                      115 mg

150 ml de té                           39 mg

150 ml de gaseosa                 15 mg

150 ml de chocolate                4 mg


Este estudió mostró que la ingestión de cafeína durante las primeras etapas del embarazo aumenta el riesgo de aborto espontáneo en los fetos sin anormalidades cromosómicas en las mujeres no fumadoras. Para las fumadoras se encontró también un aumento en el riesgo de aborto pero no resultó evidente el efecto del consumo de cafeína en esta población.

 

Mucho café puede elevar el riesgo de sufrir de artritis

 

 

LONDRES -Julio 26, 2000 - Investigadores finlandeses han hallado que el café puede aumentar el riesgo de desarrollar artritis reumatoidea, indicó el miércoles el Instituto Nacional de Salud Pública en Helsinki.

Los científicos informaron que cuanto más café se toma, mayores son las probabilidades de contraer artritis, enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Aquellos que beben 11 o más tazas de café por día son 15 veces más propensos a sufrir de artritis que los que no toman café, dijeron los investigadores.

"El café constituye un factor de riesgo en el desarrollo de la artritis reumatoidea", señaló Kimmo Aho, uno de los investigadores que participaron en el estudio.

Los científicos aún no tienen explicación para esta relación, aunque sospechan que una sustancia desconocida hasta el momento puede estimular la producción del llamado factor reumatoideo.

El factor reumatoideo, anticuerpos relacionados con la enfermedad, predice el progreso de la artritis reumatoide y aparece años antes de que la persona muestre síntomas de deterioro, indicaron los expertos.

Durante el estudio, los científicos examinaron a 6.809 individuos a lo largo de 15 años. Ninguno de los participantes manifestaba síntomas de artritis al comienzo del estudio, pero diez años más tarde, 126 habían desarrollado la enfermedad y 89 presentaban los anticuerpos.

"La cantidad de tazas de café ingerida diariamente es directamente proporcional a la incidencia del factor reumatoide", escribieron los autores en la revista médica Anales de las Enfermedades Reumáticas.

Pese a que se desconocen las causas de la artritis reumatoidea, los médicos estiman que se debe en parte a factores genéticos y ambientales.

Factores como la edad, el hábito de fumar, el peso, el nivel de colesterol o el sexo de la persona no contribuyeron a elevar los riesgos, señalaron los investigadores, pero advirtieron que es necesario realizar nuevas investigaciones para confirmar los resultados.

Reuters

 

Cafeína: ni para niños ni para adultos

 

En apariencia, los niños son más susceptibles a la cafeína que los adultos, pero sólo en apariencia: de hecho, no existe diferencia en la forma en que esta sustancia afecta el metabolismo de unos y otros. La Australia New Zealand Food Authority (ANZFA), un grupo regulador, dijo (en el marco de un estudio diseñado para ayudar a disminuir el consumo de cafeína en la nueva era de las “bebidas energéticas”) que se encontró que el metabolismo de la cafeína en niños y adultos era prácticamente similar.

“No existe motivo para sospechar que los niños son más sensibles a los efectos de la cafeína que los adultos”, comentó el doctor Alex Proudfoot, secretario de uno de los grupos de trabajo de la ANZFA.

En un estudio se encontró que incluso las bajas dosis de cafeína contenidas en bebidas pueden afectar la conducta de los consumidores, e incluso volverse adictivas en los adultos. El bajo consumo de cafeína (por ejemplo entre la mitad de una taza de té y tres tazas de café instantáneo) proporciona energía, estado de alerta, motivación y concentración.

Las dosis moderadas a altas de cafeína (más de cuatro tazas de café instantáneo) pueden causar algún tipo de dependencia física y efectos sobre las propias dosis consumidas normalmente en la dieta. Los síntomas incluyen dolor de cabeza, fatiga, ansiedad y un incremento de problemas de trabajo.

 

El Cafe y el Embarazo

 

(HealthSCOUT)–-Por Julia McNamee Neenan-- ¿Está considerando quedar embarazada? Pase el café por alto. ¿Ya está embarazada? El café probablemente sea sólo un recuerdo – o al menos tomarlo en exceso, según una nueva investigación.

Las mujeres que toman más café antes de un embarazo tienden a tener niveles más bajos de una hormona que es importante en los primeros tres meses del embarazo, según un estudio presentado en una reunión reciente de la Sociedad de Investigación Epidemiológica en Seattle, Washington. La mayoría de las mujeres en este mismo estudio encontraron que una vez concibieron, sus deseos de tomar café disminuyeron dramáticamente en el primer trimestre, pues las náuseas y los vómitos aumentaron.

"La mayoría de ellas dijo que el olor, el sabor y hasta ver o pensar en café les provocaba náuseas", dijo Christina Lawson, una epidemióloga que completó el estudio en la Universidad de Cincinnati, Ohio. "Yo pienso que tiene que ver con el fuerte olor o sabor del café."

"Algunos estudios han relacionado el consumo de cafeína con problemas de fertilidad y pérdida de embarazos", dijo Lawson. El "March of Dimes" recomienda que las mujeres que están embarazadas o que están tratando de concebir no tomen más de 1½ tazas de café al día, pues más de esto aumenta el riesgo de infertilidad o aborto involuntario.

En el estudio de Lawson, que consistió de 92 mujeres en su primer trimestre de embarazo y que fue auspiciado por la Asociación Nacional del Café, casi todas cortaron su consumo o lo dejaron casi por completo, dijo, aunque todas habían tomado café regularmente antes de concebir, tanto como 16 onzas al día, o dos tazas de café. Para la novena semana de embarazo, las mujeres apenas tomaban un promedio de menos de cuatro onzas al día. Ese periodo es también el punto más alto para la hormona que resalta temprano en el embarazo, llamada gonadotropina corioaica humana (hCG, por sus siglas en inglés).

Según Lawson, nadie sabe con certeza por qué las mujeres desarrollan esta apatía por el café, justo cuando la hormona hCG resalta y el embarazo se acerca al final del primer trimestre, pero es posible que los cambios volátiles en los niveles hormonales sean los responsables.

"Estos niveles de hormona aumentan muy rápidamente. El cuerpo no está acostumbrado a estos aumentos tan rápidos y esto les afecta el balance un poco", dijo.

En el pasado muchos han señalado una explicación evolucionaria, hipotetizando la idea de que las mujeres desarrollan apatías a toxinas potenciales en el embarazo. Pero Lawson descarta esta idea, señalando que las apatías de las embarazadas frecuentemente incluyen comidas que serían muy beneficiosas para la madre y el feto en desarrollo. Las cuatro comidas que las mujeres del estudio encontraron más ofensivas fueron, según Lawson, las carnes, el café, las comidas con muchas especias y los productos lácteos.

Es interesante notar que, aquellas mujeres que tomaban más de 12 onzas de café al día antes del embarazo demostraron, una vez embarazadas, niveles de progesterona 25 por ciento más bajos que aquellas que tomaban menos de 12 onzas diarias de café. Entre otras funciones, dijo Lawson, la progesterona ayuda a suprimir las contracciones uterinas en la etapa temprana del embarazo.

El "March of Dimes" cree que la reducción en el consumo de cafeína también reduce las probabilidades de un aborto involuntario, dijo su portavoz, Michele Kling. "Si está trtando de tener un bebé o ya está embarazada, reduzca su consumo de cafeína si quiere reducir su riesgo de problemas", recomendó Kling.

Qué hacer

Los estudios fluctúan de un lado a otro en este asunto: algunos investigadores dicen que tomar mucho más café está bien; otros, prohibirían la sustancia por completo. "El jurado todavía está deliberando, pero es mejor precaver", aconsejó Lawson. Según expresó ella tomaría menos de 12 onzas diarias.

¿Para las náuseas? "Irónicamente, los doctores dicen que un estómago lleno ayuda a mantener alejadas a las nauseas", explicó Lawson. Trate de comer galletitas saladas o de tomar un refresco decafeínado.

Para más información sobre la cafeína y el embarazo, vea March of Dimes. Y ePregnancy tiene información sobre las náuseas, incluyendo consejos de madres y datos sobre la nutrición durante el embarazo.

Fuentes: Entrevistas con Christina Lawson, Ph.D., Universidad de Cincinnati in Cincinnati, Ohio; portavoz de "March of Dimes" Michele Kling, White Plains, N.Y.; junio 15-17, 2000 presentación en la Sociedad de Investigadores de Epidemilogía en Seattle.  

 

 

[Acerca de Nosotros] [Conozca a Marissa][Conozca al Dr. Martínez] [Teología] [Profecías] [ Apología] [Historia IASD] [Centro de investigación] [Iglesias ASD en la Red] [Centro White][Centro de Noticias MPM][Itinerario] [Diezmo] [La Leche] [El Tabaco] [El Café][Zacarías][Escríbenos][Foto-Album  Familia Martínez] [Home]

Usted es el VisitanteFastCounter by LinkExchange