Nueva Era: El Resurgimiento de la estatua de Nabuconodosor

 

INDICE

Introducción

Sentido teológico

Nueva escatología

Que es y que se propone

Conclusión

 

 

Autor: Vanderlei Dornelles.  Pastor Adjunto de la Iglesia Central de Brasilia  Este artículo fue publicado en la Revista Adventista, en la edición de Enero de 1993 y en la revista El Ministerio Adventista en la edición de Julio/Agosto de 1993Compilador: ERWIN EULNER, IASD de Pajaritos

Introducción

La estatua de oro del rey Nabucodonosor constituye un prototipo del movimiento Nueva Era. En ambos casos se mezclaron idolatría, descaso de la profecía, orgullo humano e insulto a Dios.

El capítulo 2 de Daniel relata que el rey Nabucodonosor, en el segundo año de su reinado, tuvo un sueño que perturbó mucho  su espíritu, y el se olvidó del sueño. En la mañana siguiente, el rey llama los magos y adivinos del reino para que le revelasen el sueño. En la conversa con los magos, el rey dice que ellos "prepararon palabras mentirosas para decirle a él hasta que cambiase la situación" (Daniel 2:9). Nabucodonosor desconfiaba que el sueño tuviese que ver con la caída de su reino.

Finalmente, Daniel, por revelación divina, le dice al rey el sueño y su significado. Hablando de los reinos representados por los pies de la estatua, Daniel dice que "en los días de esos reyes el Dios de los Cielos suscitará un reino que no será jamás destruido; ni pasará la soberanía de este reino a otro pueblo; pero desmenuzará y consumirá todos esos reinos, y subsistirá para siempre" (Daniel 2:44). Y sobre la piedra que cayó en los pies de la estatua, dice que ella "desmenuzará el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro" (Daniel 2:45).

El capítulo 2 termina con honras a Daniel. El capítulo 3 es abierto mostrando al rey irguiendo una estatua toda de oro, con sesenta codos de altura y seis de ancho (30X3 m). Para la inauguración de la estatua todos los oficiales del reino son convocados. Al sonido de la música es ordenado a los "pueblos, naciones y gentes de todas as lenguas ... os postrareis, y adorareis la imagen de oro que el rey Nabucodonosor ha levantado" (Daniel 3:4-5). Tres hebreos fieles no adoran la imagen y son condenados al horno ardiente, pero Dios los libra de la muerte a través de un milagro impresionante.

La impresión del milagro luego pasa de la mente del rey, cayendo en nueva apostasía. Dios le revela otra vez (Cap. 4). Esa vez el rey sueña con un frondoso árbol que es cortado por un santo. El árbol representa al propio rey que tendría su morada con los animales. Daniel le dice todo lo que le sucedería al rey: "hasta que el reconociese que el Altísimo tiene dominio sobre los reinos de los hombres, y lo da a quien quiere" (Daniel 4:25).

Sentido teológico

El contenido histórico de Daniel ofrece bastante paño de fondo para algunas Profecías apocalípticas, como : la caída de Babilonia, la imagen de la bestia y aun el código 666 (el número 666 no fue introducido en la era cristiana; el remonta al misterio de la religión de la antigua Babilonia), fuera de prefigurar la suerte de los impíos que desafían a Dios y a liberación de los fieles que obedecen a la voluntad del Señor.

El estudio teológico de la estatua hecha por Nabucodonosor revela profundo significado religioso y político en las intenciones del impío monarca.

La imagen fue proyectada con sesenta codos de altura y seis de ancho (Daniel 3:1), medidas populares en la religión de los caldeos. Historiadores confirman el amplio uso del número seis y sus múltiplos por los babilonios (ver Comentario de A. S. de Mello en "Profecías del Apocalipsis" y de R. A. Anderson, en "Apocalipsis Revelado" sobre Apocalipsis 13:18). Esos números eran usados para clasificar sus dioses; el dios menor recibía el número 6 y el mayor, el número 60; pero todos los dioses eran representados por el número 666, que evocaba el panteón babilónico. Así, cuando la estatua fue levantada con esas medidas, ella incorporaba todos los dioses de Babilonia, y aquel que adorase la imagen adoraba todo el panteón. Eso es confirmado por la acusación de los caldeos a los tres fieles hebreos que no servían a los dioses caldeos, ni adoraban la imagen de oro. La misma cosa es repetida por el rey, y entonces por los tres judíos (Daniel 3:12, 14 y 18).

El hecho de la imagen ser toda de oro, en contraposición a la del sueño que era en oro, plata, bronce, hierro y barro, significaba que el rey no creía en el cumplimiento de la profecía e indicaba que su reino representado por el oro no tendría fin y que otros reinos no se levantarían de el.

El desafió a Dios prosigue delante de los tres jóvenes. Furioso, el rey dice: "Quien es este dios que podrá librarlos de mi mano ?"  

(Daniel 3:15). El rey sabia que ellos eran amigos de Daniel y que servían al Dios que le diera el sueño de la estatua y que revelara su significado a Daniel.

Convocando todas as naciones para adorar al panteón babilónico, Nabucodonosor desafiaba a Dios y a la profecía. Presunciosamente indicaba cual reino abarcaría toda la historia. Ignorando la soberanía divina y exaltándose a si mismo como único digno de la gloria del reino, el invoca, por la imagen, todos sus dioses, en una intención de eliminar la adoración del Dios verdadero y silenciar Su memoria.

Sobre el rey y el reino babilónico el juicio del Dios vivo vino sin demora.

Nueva escatología

-----------------

Maravillosa luz emana de ese libro milenar para orientar los cristianaos en este tiempo en que oímos a respecto de una nueva generación, nueva vida, nueva conciencia (ecológica y espiritual), nueva energía, nueva religión, evocadas bajo el título de New Age o Nueva Era!

Aprovechándose del momento de cansancio, desilusión e inseguridad que experimenta toda la humanidad, crece rápidamente en el mundo ese movimiento que profiere el mas positivo y promisor discurso escatológico ya oído por el hombre. Nueva Era tiene que ver con salud, gobierno capaz, formas correctas de administrar trabajo y dinero, medio ambiente preservado, unión, evolución social y amor. Todo eso será una realidad muy breve, cuando los gobiernos y las personas se unan en torno de una nueva orden social, política y religiosa.

La tradicional visión escatológica presentada por el cristianismo, enseña que Dios destruirá este mundo para introducir Su reino eterno. En la década del 60 esa escatología comenzó a ser substituida por una nueva perspectiva del futuro para toda la humanidad. Emergía una visión color-de-rosa de la realidad, reflejada en varias corrientes teológicas, como : Teología de la Esperanza, Teología del Progreso y Teología de la Liberación. Esas teologías substituyen el mensaje de la vuelta de Jesús por el mensaje de un futuro glorioso para toda la sociedad humana. El hombre es llamado a construir esa nueva sociedad apenas mirando el ejemplo humano de Jesús (Batista Mondin, Las teologías de Nuestro Tiempo, página 112 y 113). A partir de entonces aquella perspectiva humanista del futuro, que pertenecía al mundo secular, comienza a permear importantes segmentos del cristianismo, y el camino está abierto para una amplia y total divulgación de la Nueva Era.

Que es y que se propone

----------------------

 

Para muchos simpatizantes, la Nueva Era seria adecuadamente definida por "Conciencia Ecológica" (ver libro Madre Tierra, de Mellie Uyudert, y Relatório Orion, de Marcio Bontempo, Círculo del Libro). Eso porque los líderes del movimiento pretenden que en la Nueva Era el hombre comprenda que la vida no es aislada del medio; así, todos serán compelidos a preservar la Naturaleza como medio de preservar la vida.

Las intenciones con la preservación del ambiente se volvieron para la ECO-92, donde fueron presentadas importantes propuestas por eminentes entidades y personas de todo el mundo. En el artículo "Gobierno en Escala Planetaria", leemos : "Impulsado por el movimiento ecológico, crece en la ONU un movimiento federalista mundial de unificación del planeta ... Los movimientos federalistas mundiales defienden la creación de una autoridad planetaria con gestión supra-nacional." Jornal do Brasil, 26-02-92, página 6 y 7.

El movimiento quiere también resolver el problema de los debates religiosos, creando hasta el final del siglo una nueva religión mundial. Esa nueva religión será el resultado de la amalgama de todas las religiones mundiales: cristianismo, espiritismo, budismo, hinduismo, astrología, etc. "Esta nueva religión recorre la todas las fuentes de ocultismo que siempre fueron conocidas por la humanidad". Nueva Era a la Luz de la Biblia de M. Basilea Schlink, página 15.

Para el movimiento todas las religiones son correctas, solo precisan de algunos ajustes y de una unión en torno de los puntos comunes, de los cuales el principal es que todas aguardan un libertador que está para llegar. La unión y la mayor conciencia de si mismo y del mundo es el preparo para recibir al Mesías que, a pesar de tener un nombre en cada religión, es uno solo. En la Nueva Era ese Mesías es llamado de Maytrea, Cristo, maestro de la Sabiduría, maestro de Schambalah, etc.

La tercera presidenta del movimiento fue la inglesa Alice Bailey, que emigró para los Estados Unidos. Siendo médium, dice haber recibido del "maestro de la sabiduría" la comunicación del plano de la Nueva Era. El movimiento, que tuvo origen en 1875 con Helena P. Blavatsky, quedó oculto con "iluminados" hasta 1975, cuando comenzó la divulgación oficial y la articulación para concretización del plano revelado a Alice Bailey.

El plan es constituido de los 13 siguientes puntos:

  1. Establecer una nueva religión mundial y una nueva orden política y social.

  2. La nueva religión mundial será el renacimiento de la religión del misterio de Babilonia.

  3. El plan de la Nueva Era será concretizado cuando el Mesías de la Nueva Era asuma el control, ocasión en que el número 666 será aplicado y la nueva religión establecida.

  4. Espíritus cósmicos irán a ayudar a inaugurar la Nueva Era y a aclamar el hombre-dios de la Nueva Era como el maestro del mundo.

  5. Paz mundial, amor y unión serán los slogan de la religión.

  6. La enseñanza de la Nueva Era irá a alcanzar todo el mundo.

  7. Líderes de la Nueva Era irán a demostrar que Jesús no era el Cristo.

  8. Cristianismo y otras religiones serán integradas en la religión mundial.

  9. Principios cristianos serán desacreditados y eliminados.

  10. Niños serán seducidos espiritualmente en las escuelas para promover la Nueva Era.

  11. La humanidad será llevada a creer que el hombre es Dios.

  12. Ciencia y religión serán unificadas.

  13. Cristianos que resistan a ese plan serán exterminados.

La promesa y la intención central de la Nueva Era es elevar la humanidad a la perfección, al clímax de la evolución social y espiritual, donde los problemas, las enfermedades, las catástrofes no existirán mas. En ese estado el hombre se sentirá un dios. Y para que eso acontezca, todos precisan pasar por el proceso de consagración o divinización. Esa divinización es abiertamente llamada de "Iniciación Luciferita" (Nueva Era a la Luz de la Biblia, página 15).

Uno de los divulgadores del movimiento,  Arte Mahikari, declaró por uno de sus representantes: "El mundo está para pasar por mudanzas violentas. Por el final del siglo tendremos que estar preparados para ser purificados y rápidamente." Revista Año Zero, página 41, marzo/92.

Para convencer las personas, muchas señales serán realizadas. Para algunos, invocando el poder del maestro de Schambalah; para otros, el poder divino que está en la naturaleza; y para otros aun, la energía positiva del cosmos. Algunos hablan de ese poder como siendo el gobierno oculto del mundo que está para manifestarse visiblemente. Revista Año Zero, página 47, marzo/92.

La operación de señales y prodigios es uno de los hechos mas enfatizados por la Biblia como arma de engaño en los últimos días (Mat. 24:24; I Tes. 2:9; Apoc. 13:13).

La Nueva Era pretende realizar importantes mudanzas gubernamentales y de distribución de bienes, como forma de contener problemas sociales y económicos. "Adeptos de la Nueva Era defienden abiertamente la necesidad de centralizar la distribución de bienes en el mundo. Pero para que el ciudadano pueda ser beneficiado en esa distribución, precisaría someterse a una iniciación luciferina." Nueva Era, Peter Unruh, página 18.

Líderes de la Nueva Era dicen que esa iniciación envuelve la aplicación del código internacional que es el 666, y será hecha por Iglesias Cristianas revitalizadas, Centros Masónicos y Centros Esotéricos.

En otras palabras, aquel que no tiene el código, "no podrá comprar o vender".

CONCLUSIÓN

----------

La Nueva Era tiene sus raíces firmadas en los sentimientos de independencia de Dios e incredulidad en Sus Profecías. Tales sentimientos ya caracterizaron muchos movimientos impíos de la historia, y también eran los sentimientos del rey Nabucodonosor en la antigua Babilonia.

Fuera de prometer presunciosamente que el reino de los hombres no tendrá fin, la Nueva Era dice que ese reino es hecho por el propio hombre, independiente de la voluntad de Dios expresa en Su Palabra.

La segunda venida de Cristo, profetizada en la visión de la estatua de Daniel 2, y en toda la Biblia, marca el momento en que Dios destruirá el reino de los hombres para inaugurar Su reino de gloria. Ese solemne evento escatológico es totalmente desacreditado e ignorado en la Nueva Era, que prosigue en decir que el hombre, siendo dios, construirá su propio paraíso.

La Nueva Era es reflejada en la imagen de la Babilonia espiritual de Apocalipsis 17 y 18, como instrumentalidad resultante de la fusión de muchas naciones y religiones. Esa instrumentalidad usada por un poder espiritual apóstata, irá manipular la política, el comercio y la fe popular con el fin de acabar con la memoria del Dios verdadero y perseguir Sus siervos fieles. Pero el mismo libramiento que Dios operó en el pasado, es asegurado para Sus hijos en esos días.

Ningún poder en el Universo podrá desafiar impunemente a Dios y Su Palabra. La caída de la Babilonia mística está asegurada al lado de la predicción de la ascensión de su orgullo.

Decía Daniel: "Pero, en los días de esos reyes, el Dios del Cielo suscitará un reino que no será jamás destruido; ni pasará la soberanía de este reino a otro pueblo; pero desmenuzará y consumirá todos esos reinos; y subsistirá para siempre." Amén!

 

 

 

Si tiene algún comentario o pregunta, favor de dirigirla a: Dr. Pedro Martínez (e-mail) pmarti007@prodigy.net

Si desea contribuir a esta sección de la "Nueva Era" envíenos su material y si esta acorde con la filosofía adventista con mucho gusto lo publicaremos y le daremos el crédito que Ud.. merece.  Si conoce de algún Web Site que pueda enriquecer esta sección por favor escríbanos a nuestro e-mail arriba mencionado. 

Gracias

Ministerios P&M

 

[Acerca de Nosotros] [Teología] [Profecías] [ Apología] [Historia IASD] [Centro de investigación] [Iglesias del mundo en la Red] [Centro White][Centro de Noticias MPM][Itinerario][Foto-Album  Familia Martínez][Conozca a Marissa][Conozca al Dr. Martínez][La Leche y sus derivados][Escríbenos]

Usted es el VisitanteFastCounter by LinkExchange