La inspiración de los profetas

Lección 5

Para el 31 de enero de 2009

2 Timoteo 3:16


Objetivos para la Enseñaza a tu clase

 

  • Saber que Dios se revela a sus profetas, inspirándolos a hablar, escribir y actuar.
  • Sentir respeto por los profetas y lo sagrados que son sus escritos.
  • Hacer una lectura cuidadosa de la Biblia, para oír la voz de Dios.

 

Bosquejo de la Lección

                            

I.            Por Dios (2 Tim. 3:16; 2 Ped. 1:20, 21)

                  A.            ¿Cuál es el papel de Dios en los escritos de las Escrituras?

                  B.            ¿Cómo llama 1 Tesalonicenses 2:13 al mensaje de los apóstoles?

II.            Por seres humanos (Jer. 36:1-8)

                  A.            ¿Qué revela este pasaje acerca del fenómeno humano de la inspiración? ¿Cómo podrían haberse sentido estos hombres al hablar y escribir esas palabras?

                  B.            Lee 2 Samuel 23:2. ¿Cómo crees que se sintieron los profetas al recibir una revelación, y ser inspirados a hablar y escribir?

                  C.            Lee 2 Timoteo 4:13. ¿Es este texto verbalmente inspirado, o fue el pensamiento inspirado, o no inspirado? ¿Qué sugiere esto acerca de la naturaleza de la Biblia?

III.            La inspiración y Elena de White (Luc. 1:1-4)

                  A.            ¿De qué modo el modelo bíblico de inspiración nos ayuda a comprender la inspiración de Elena de White? ¿Qué vislumbres nos dio el ministerio de Elena de White acerca de la inspiración de los profetas bíblicos?

                  B.            ¿Cómo te sientes acerca del hecho de que Elena de White tomó prestado material de otras fuentes, usó asistentes literarias, se sometió a un proceso editorial y compiló libros de sus escritos anteriores?

 

Resumen

 

  • La revelación de Dios y la inspiración de sus profetas son procesos dinámicos. En vez de dominar la humanidad del profeta, Dios la abraza con su Espíritu.

 

Motiva

 

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Dios inspiró a los profetas a escribir en su propio estilo y desde la perspectiva de su propia cultura.

Un miembro de tu clase viene el sábado de mañana y dice una de las siguientes oraciones: “No tienes idea de lo que el Señor me mostró esta semana”, o “El Señor me habló esta semana y me dijo...” ¿Cuál es tu reacción inmediata hacia esta persona?

1.      “¡Qué maravilloso! Compártelo con nosotros”.

2.      “No pudo haber sido el Señor, porque él ya no nos habla personalmente”.

3.      A medias lo crees, y a medias sigues escéptico.

¿Cómo te relacionarías con esa persona? ¿De qué manera esa expresión puede entenderse mal?

Considera: Se nos dice que los profetas son inspirados por el Espíritu Santo. ¿De qué modo el Espíritu Santo habla a la gente actualmente? ¿Qué métodos usa?

 

¡Explora!

 

Comentario de la Biblia

I. Revelación-Inspiración

Como Adventistas del Séptimo Día, creemos en la inspiración de los pensamientos: que los pensamientos de los escritores bíblicos fueron inspirados, pero no sus palabras específicas.

Considera: Pide a alguno de tu clase que lea 1 Tesalonicenses 2:13. ¿De qué modo este texto confirma o niega esta creencia?

“La Biblia se escribió a lo largo de más de 1.000 años. Aunque la mayoría, si no todos, los escritores de las Escrituras fueron israelitas o judíos, estos autores vivieron en muy diversas circunstancias”.–NIV Archeological Study Bible, p. xii.

Considera: Siendo que tantas personas diferentes escribieron la Biblia, y que han sido copiadas a lo largo de los siglos, ¿no será posible que se hayan cometido errores en el proceso? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Qué implicaciones tiene tu respuesta en relación con tu fe en Dios?

“Algunos nos miran con seriedad y dicen: ‘¿No creen que debió haber habido algún error de copista o de traductor?’ Todo esto es probable, y aquellos que son tan estrechos para vacilar por esto y tropezar por esta posibilidad o probabilidad estarían también listos para tropezar en los misterios de la Palabra inspirada, porque su débil mente no puede discernir los propósitos de Dios” (1 MS 18).

Considera: ¿De qué modo las citas mencionadas afectan tu creencia en la exactitud de la Biblia? ¿Hay algo que tomar en consideración? Si es así, ¿qué es?

II. Las visiones y los fenómenos físicos

Considera: Si fuera posible, divide a tu clase en tres grupos. Pídele a cada grupo que lea y analice uno de los siguientes textos, y que luego identifique ante toda la clase quién tuvo la visión y cómo ella afectó a cada participante:

  • Grupo 1 - Daniel 10:7-9
  • Grupo 2 - Hechos 9:1-5
  • Grupo 3 - Apocalipsis 1:17

No todas las visiones o instrucciones de Dios registradas en la Biblia indican que fueron acompañadas por manifestaciones físicas. Dios habló a José y le reveló el sueño del Faraón. Les habló a Abraham, Isaac, Moisés y Daniel, así como a muchos otros de la misma manera.

Considera: ¿Cuál de las siguientes condiciones te ayudaría a creer que una persona tuvo una visión dada por Dios?:

1.      La visión fue acompañada por alguna evidencia física.

2.      El estilo de la vida de la persona muestra evidencias de que él o ella fueron conducidos por Dios.

3.      El mensaje de la visión coincide con lo que dice la Biblia.

III. La inspiración y las asistentes literarias

(Lee, con tu clase, Rom. 16:22 y 1 Cor. 16:21).

A pesar de toda la tecnología actual, la gente todavía necesita usar asistentes literarios por diversas razones. Cuánto más cierto sería esto durante el tiempo en que la Biblia se escribió a mano. Imagínate cuánto tiempo debió haberle llevado a un profeta escribir todo en forma manuscrita.

Considera:

1.      ¿La Epístola a los Romanos ¿es menos inspirada que 1 Corintios?

2.      ¿Por qué crees que Pablo habría pedido a otra persona que escribiera su carta a los romanos?

Ciertamente Dios es suficientemente poderoso y grande para proteger sus palabras y conservarlas para nuestra educación y nuestra conducción actual.

 

¡Practica!

 

Actividad de la clase: Cuando ustedes eran niños, en un momento u otro probablemente jugaron al “teléfono descompuesto”. El maestro o el líder decía una frase al oído de uno, y esa persona se la susurraba a la siguiente, y así sucesivamente. Cuando la frase ha hecho todo su recorrido, rara vez se parece a lo que el líder dijo originalmente.

(Prueba hacer esto en tu clase, si tienen tiempo).

Preguntas para reflexionar:

1.         En el siglo VIII a.C., el profeta Isaías, hijo de Amoz, escribió el libro de Isaías. Lee Isaías 53:3 al 5. ¿Qué está describiendo el profeta? Si Dios no hubiera sido el que inspiró a los escritores de la Biblia, personas como Isaías, Daniel o Jeremías, ¿cómo piensas que todo habría ensamblado correctamente como sucede en la Biblia?

2.         Hay personas, actualmente, que creen que Dios les habló a los profetas del pasado pero que no hay profetas modernos, o que Dios no nos habla actualmente. ¿Es responsabilidad nuestra convencerlos o solamente el Espíritu Santo tiene que ver con convencerlos? Indica razones para tu respuesta.

Preguntas de aplicación:

1.         ¿Qué textos del Nuevo Testamento puedes citar que muestran que la profecía de Isaías es verdadera? ¿Qué te revela esto acerca de la confiabilidad de la Palabra de Dios?

2.         ¿Qué otras profecías del Antiguo Testamento puedes citar cuyo cumplimiento se muestra en el Nuevo Testamento? ¿Cómo podría usarse esto como una manera efectiva de testificar?

Considera: Si el tiempo lo permite, escribe referencias que puedan recordar del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento sobre una hoja de papel grande, para que todos las vean. Pregunta: ¿De qué manera el saber esto fortalece tu creencia en la profecía?

*¿Cómo puedes usar la comparación de las profecías del Antiguo Testamento con el cumplimiento en el Nuevo Testamento para fortalecer la fe de alguna persona en toda la Biblia?

 

¡Aplica!

 

Siendo que Dios nos ama mucho, él quiere darnos toda la ayuda que necesitamos para vivir en una relación estrecha con él. Esto incluye la Biblia y todas sus profecías, y los escritos de Elena de White, mediante el don de profecía. Él también nos hablará directamente mediante su Santo Espíritu, si solo estamos dispuestos a escuchar.

Sin embargo, habrá momentos en que tendremos que luchar con nuestra comprensión de la Biblia y los escritos del don de profecía. Cuando suceda esto, ¿qué deberíamos hacer? ¿Qué pautas podemos seguir para resolver conflictos? Considera las siguientes ideas:

1.         Orar pidiendo la iluminación de Dios.

2.         Considerar los principios que están involucrados.

3.         Considerar el tiempo y el lugar en que se escribió el texto, y la cultura del escritor.

4.         Analizar lo que encuentres con otros cristianos a quienes respetas por su espiritualidad.

5.         Esperar que el Señor te revele la respuesta.

Una oración que puedes hacer antes de estudiar la Biblia o los escritos de Elena de White:

  • “Señor, abre mis ojos para ver.  Abre mis oídos para escuchar la voz de tu Espíritu.  Abre mi mente para aceptar lo que quieres que entienda.  Fortalece mi fe para dejarte las cosas que no puedo comprender”.

 

 

 

Compilador: Dr. Pedro Martínez

 

 

[Acerca de Nosotros]  [Centro Internacional de la Escuela Sabática]  [Ministerios de Iglesia][Ministerio de la Salud] [Ministerio de la Palabra]  [Ministerio Profético] [ Ministerios Apologético] [Ministerios de Música]  [Ministerios Audio-Visual [Centro White MPM]  [Centro de investigación]  [Centro de Noticias MPM] [Historia IASD]  [Iglesias ASD en la Red]  [Escríbenos]  [Conozca a Marissa]  [Conozca al Dr. Martínez]  [Foto-Album  Familia Martínez]   [Home]

 

Usted es el Visitante FastCounter by LinkExchange