Lección 12

Up Ciuna Cuna Maestro Cuna Francés Cuna Inglés Cuna Maestro Inglés Jardín Infantes Infantes Maestro Infantes Inglés Inf Maestro Inglés Primarios Primarios Maestro Primarios Francés Prim Maestro Francés Primarios Inglés Prim Maestro Inglés Menores Menores  Maestro Menores Francés Men Maestro Francés Men Maestro Inglés Menores Inglés Jóvenes Jóvenes Inglés Joven Maestro Inglés Universitarios Univer Inglés Univer Maestro Inglés Misionero Misionero Niños Misionero Inglés Misio Joven Inglés Misio Niños Inglés Folleto Español Folleto Word Sabado 16 Domingo 17 Lunes 18 Martes 19 Miércoles 20 Jueves 21 Viernes 22 Folleto Inglés Maestro Inglés Maestro Español Auxiliar Maestro J & K Kuntaraf LC PDF Notas de Elena White White PDF UNASP Inglés: B. Cameron Inglés: Walla Walla Inglés: M. Fracker Inglés: J. Gallagher Portugés: S. Marks Audio USM Diálogo Bíblico Audio Bullón Secreto del Crecimiento Pr Alejandro Bullón Dr Ausberto Castro Pr Javier Velázquez PowerPoint Dr Castro Portugués: G. Nery Inglés: Creative Ministries Ing. D. López Inglés: 1888 Board Italiano: P. Benini Walla Walla College Michael Fracker Creative Ministries Dr Mario Pereyra


 

Para el 23 de junio de 2007

     

Lectura Devocional para Adultos

Año Bíblico: Proverbios 9 10 11 12

Pastor Alejandro Bullón

 

 

 Lecciones en Audio (Real Audio)

Notas de Elena White 
 

Lectura para la Semana: 

 

Mateo 22:37, 38; Gálatas 2:20; 5:14; Efesios 4:14, 15; Hebreos 4:2; 5:12-14

 

Crecer mediante la Palabra

PARA MEMORIZAR
 

“Para que ya no seamos niños [...] sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Efe. 4:14, 15).

 

Pensamiento Clave:

La Biblia desempeña un papel esencial en nuestro crecimiento espiritual

 

 

 

  • Sábado 16 de junio

LA BIBLIA ACLARA MUY BIEN que nuestro caminar con Cristo no termina el día de nuestra conversión. Por el contrario, cuando las personas se entregan totalmente a Cristo, comienzan una vida totalmente nueva, una existencia totalmente nueva (Rom. 6:4). No se trata de que un cristiano nuevo tenga que trabajar con la finalidad de alcanzar la salvación, como en otras religiones; en cambio, porque él ya ha sido salvado, y ya es considerado perfecto y acepto ante Dios, el cristiano comienza a vivir una vida que re-vela y refleja esa salvación. Claro, somos salvados por medio de la fe, pero ¿qué clase de fe? Una fe que se expresa en la vida revelando un compromiso con Cristo Jesús.

Crucial para nuestra nueva vida en Cristo es el crecimiento espiritual. Como cristianos, no podemos permanecer estáticos: siempre estaremos en el proceso de cambio para reflejar mejor la imagen de Jesucristo. Y, vital para todo el proceso del crecimiento es la Palabra de Dios, que nos muestra cómo y por qué debemos crecer “en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Ped. 3:18).

Esta semana estudiaremos lo que significa crecer en Cristo, y veremos el papel esencial que la Palabra de Dios debe ejercer en ese desarrollo.

 

  • Domingo 17 de junio

LA NECESIDAD DE CRECIMIENTO

Cuando Nicodemo fue a ver a Jesús de noche y le preguntó cómo obtener la vida eterna, Jesús de inmediato le contestó diciendo que necesitaba nacer de nuevo (Juan 3:3, 5). Esta condición indica que una vida cristiana comienza como un bebé. Cuando el comienzo de la vida cristiana se describe como un nuevo nacimiento y el creyente nuevo es considerado un bebé en Cristo, es importante que cada cristiano sea alimentado y tenga la oportunidad de crecer, para alcanzar la madurez espiritual.

Pedro apeló a los creyentes a crecer “en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Ped. 3:8). Anteriormente, después de usar la ilustración del nuevo nacimiento (1 Ped. 1:23), Pedro urgió a quienes les escribía a que desearan ”la leche espiritual” (1 Ped. 2:1-3) por la cual podrían crecer.

Lee Hebreos 5:12 al 14. ¿Qué punto destaca Pablo aquí acerca del crecimiento espiritual? ¿Cómo define él la falta de madurez espiritual, y cómo la contrasta con la madurez espiritual?

___________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________

En 2 Corintios 7:1, Pablo muestra que el aceptar a Jesús no es el fin de nuestro caminar espiritual sino el comienzo. Tenemos necesidad de crecer. “Perfeccionar la santidad” significa llevarla a su consumación. También en Efesios se amonesta a los seguidores de Cristo a vivir vidas dignas de su llamado (Efe. 4:1).

Por la Palabra de Dios notamos que, aunque somos salvados por la fe, y aunque nuestra aceptación ante Dios se basa en la justicia de Jesús acreditada a nosotros por gracia, solo por la fe, la vida cristiana es de un continuo progreso espiritual y moral. Debemos cambiar hacia lo mejor; hemos de reflejar más y más el carácter de Dios (ver 1 Ped. 1:14-16).

Repasa tu vida como cristiano, no importa cuánto tiempo lo hayas sido. ¿En qué áreas has descubierto un importante crecimiento espiritual y madurez? ¿Cuáles son tus áreas más débiles? ¿Por qué, mientras procuras avanzar en la vida cristiana, tu esperanza de salvación no debe descansar sobre ti sino solamente sobre Jesús y los méritos de su justicia?

 

  • Lunes 18 de junio

CRECER EN LA FE

En Hebreos 3 y 4, Pablo habló acerca de los hijos de Israel, quienes, después de salir de Egipto, habían peregrinado en el desierto durante cuarenta años. Sin embargo, lo más fascinante es lo que Pablo dijo acerca de ellos en Hebreos 4:2.

Lee Hebreos 4:2. ¿Cuál fue el problema de los hijos de Israel? ¿Qué elemento vital les estaba faltando?

___________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________

El hecho de que esa generación haya tenido tantas evidencias acerca de la conducción de Dios hace que la respuesta sea muy perturbadora. Repasa la historia del éxodo y lo que ocurrió con ellos en el desierto. Dios realizó un milagro tras otro, desde la división del Mar Rojo hasta la provisión diaria del maná. Y, no obstante, les faltó la fe.

¿Qué lecciones acerca de la fe, acerca de lo que significa tener fe, podemos obtener de este informe? Ver Heb. 3:12.

___________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________

Muy a menudo la gente piensa que si solo tuviera más señales o más evidencias, su fe en Dios crecería. Pero esa no es la forma. La fe, o la falta de fe, no es un asunto intelectual, o siquiera un asunto de señales y maravillas. Es un asunto del corazón. Podemos crecer en fe solamente hasta el punto en que entreguemos nuestros corazones y almas a Dios; podemos crecer en fe solo mediante el ejercicio de nuestra fe; podemos crecer en fe solo hasta el punto en que estudiemos la Palabra de Dios con un corazón abierto para aprender de él.

Dios es la Fuente de la fe, pero debemos depositar nuestra confianza en él. La fe crece por medio del estudio de la Palabra (Rom. 10:17), pero debemos tomarnos tiempo y poner esfuerzo en ese estudio. Cuanto más estudiemos, con un corazón y una mente entregados a Dios, tanto más conoceremos acerca de nuestro amante Dios. Y, cuanto más lo conozcamos, tanto más lo amaremos y confiaremos en él; cuanto más podamos confiar en él, tanto más haremos todo lo que él quiere que hagamos. Estudiar la Palabra de Dios es absolutamente esencial si queremos que nuestra fe crezca.

Hace algunos años, un erudito abandonó el cristianismo. Le comentó a alguien más tarde: “Si hubiera seguido leyendo mi Biblia, estudiándola y aplicándola a mi vida, probablemente no habría perdido mi fe”. ¿Cuán valiosa es tu fe para ti? Puedes conocer la respuesta con esta sencilla pregunta: ¿Cuán cuidadosamente guardas y alimentas esa fe?

 

  • Martes 19 de junio

CRECER EN AMOR

Las Escrituras nos instan a amar a Dios con todo nuestro corazón, al-ma y mente, y amar a nuestros prójimos como a nosotros mismos. Hemos de amar a nuestros enemigos y a nuestros compañeros creyentes. Estos son mandatos de Dios, y no siempre son fáciles de seguir, porque por naturaleza somos pecadores egoístas que amamos el yo por encima y más allá de todo lo demás. Si amas a alguien, generalmente puede ser a quien te ama, como respuesta. Pero, las Escrituras dicen que eso no es suficiente (Mat. 5:44). Realmente, el crecer en Dios exige ser capaz de amar no solo a los que no nos aman, sino aun también a aquellos que son nuestros enemigos.

Lee 1 Corintios 13:8. ¿Qué punto destaca aquí Pablo? ¿Por qué ese punto es tan importante? ¿Qué nos enseña esto acerca de la importancia y el poder del amor? Ver también Mat. 22:37, 38; Gál. 5:14; 1 Juan 3:14; 4:7, 8, 16.

___________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________

La palabra amor es usada tan a menudo, que es fácil perder de vista lo que realmente significa. Los ejemplos bíblicos muestran que el amor es algo que hacemos, más que sencillamente una emoción. Las Escrituras hablan acerca del amor como una actitud y no solamente como actos (1 Cor. 13). Sabemos que el amor nos motivará a la acción. La Biblia da un claro ejemplo de lo que realmente es el verdadero amor: “En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros” (1 Juan 3:16). Para amar a este extremo, necesitamos trascender nuestros derechos propios, nuestros intereses propios y nuestras propias heridas. Podemos lograr esto únicamente mediante el poder de Dios; y lo lograremos solo al crecer en él y en su gracia.

¿Cuán a menudo has estado equivocado, equivocado acerca de la teología, de las doctrinas, acerca de los motivos de otras personas? Y, no obstante, el amor nunca falla; es decir, cualesquiera que sean los errores y las equivocaciones que cometamos, nunca nos equivocaremos cuando amamos a otros. Podemos cometer millones de errores, pero el amor nunca puede ser uno de ellos; no cuando se nos ordena amar aun a nuestros enemigos. Es difícil imaginar cómo sería nuestro testimonio si todos los que profesamos el nombre de Cristo amáramos en la forma en que Cristo amó.

Considera tus procederes recientes hacia la gente con la que a menudo entras en contacto. ¿Qué dicen tus actos acerca de cuánto amas a esas personas, si es que las amas? ¿Qué dicen esas acciones acerca de tu propia necesidad de aprender más acerca de cómo amar como Dios quiere que amemos?

 

  • Miércoles 20 de junio

CRECER EN CRISTO

Lee Efesios 4:14 y 15. ¿Cómo describe Pablo aquí el crecimiento en Cristo?

___________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________

Considerando que la Biblia es nuestra autoridad final en todas las doctrinas, cuán vital es que estudiemos la Palabra, para crecer en Cristo. Únicamente por medio del conocimiento de la Palabra y lo que ella enseña podemos protegernos de las “estratagemas de hombres”.

No obstante, no es suficiente con solo leer la Biblia; necesitamos obedecerla. Necesitamos seguir lo que dice; de otro modo, no efectuará ningún cambio en nosotros. Al obedecer, al procurar ser como Cristo en nuestras palabras, en nuestros actos y aun en nuestras mentes, creceremos en él.

Pablo escribió a los romanos que somos llamados a ser semejantes a Cristo (Rom. 8:28, 29); y que eso debiera incluir todos los aspectos posibles, especialmente nuestros pensamientos (2 Cor. 10:5); porque, si nuestros pensamientos son correctos, nuestras palabras, actos y actitudes también lo serán. Al mantener puros nuestros corazones, nuestras palabras y actos también lo serán.

Lee Gálatas 2:20. ¿Qué elemento vital se revela aquí acerca de cómo podemos crecer en el Señor?

___________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________

Nunca podremos crecer en Cristo hasta la madurez cristiana, sin entregar nuestro yo. Pablo dijo que él estaba crucificado, de modo que Jesús pudiera vivir en él. Ya no deberíamos seguir los caprichos y las pasiones de la carne, sino más bien los mandatos de Dios. Nuestras decisiones ya no estarán basadas solo en lo que pensamos; en lugar de ello, Cristo debe ser ahora el Señor de nuestras vidas, y nuestros actos deberían revelar su señorío sobre nosotros. Esta entrega del yo es un proceso diario, algo que debe formar parte de nuestro andar con Cristo. En el momento mismo en que comenzamos a permitir que domine el yo, el pecado estará a las puertas; y el pecado conduce a la muerte.

¿Cuáles son algunas de tus propias experiencias en cuanto a tu entrega a Cristo? ¿Qué te sucede? ¿Cómo te sientes? ¿Cuáles son los resultados? ¿Qué has aprendido que puedes compartir con alguien que esté procurando vivir la misma experiencia? Comparte tus respuestas con tu clase el sábado.

 

  • Jueves 21 de junio

CRECER EN EL ESPÍRITU

Jesús advirtió a Nicodemo que “quien no nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:5, NVI). Nacer de agua significa el bautismo, y nacer del Espíritu es la conversión, lo que significa que el Espíritu Santo entra en nosotros en el momento del nacimiento espiritual. Como un bebé necesita crecer, el feligrés recién bautizado necesita crecer en el Espíritu. “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad” (Juan 16:13). Esto significa que el Espíritu cumple una función muy importante en guiar a cada cristiano a toda la verdad, recordándonos las enseñanzas de la Biblia; porque la verdad es la Palabra de Dios (Juan 17:17). El Espíritu también es el encargado de convencernos acerca de nuestra propia condición espiritual (ver Juan 16:8).

Al crecer en la vida cristiana, necesitamos crecer en el Espíritu. Crecer en el Espíritu significa que somos más y más sensibles a su conducción; sabemos que él está hablándonos porque conocemos la Palabra de Dios, y el Espíritu nos guiará a la Palabra.

¿Cómo podemos crecer en el Espíritu? Lee los textos indicados a continuación. ¿Qué principios necesarios para el crecimiento espiritual se encuentran en ellos?

Mat. 5:6

___________________________________________________________________________________________

Gál. 3:11

___________________________________________________________________________________________

Gál. 5:16

___________________________________________________________________________________________

2 Tim. 3:15

___________________________________________________________________________________________

1 Ped. 3:11

__________________________________________________________________________________________

1 Juan 1:9

___________________________________________________________________________________________

Jesús aclaró, en Lucas 11:13, que el Espíritu Santo está disponible para los que lo desean. No obstante, Dios nunca se impone sobre nosotros. Él nos ha mostrado quién es él y lo que ha obrado por nosotros. Nosotros mismos, en nuestros corazones, tenemos que hacer las elecciones diarias –elecciones de fe, de obediencia, de entrega, de confesión– que nos capacitarán para crecer en la gracia y en el Espíritu o que nos conducirán a la ruina eterna.

¿Hay algo en tu vida, tal como lo que lees, lo que miras o lo que haces, que podría estar insensibilizándote para recibir la influencia del Espíritu Santo? ¿Qué podría ser lo que lo causa? ¿Por qué no le permites al Espíritu Santo, ahora mismo, que te convenza acerca de lo que necesitas hacer con respecto a aquello? Después de todo, cuanto más esperes, más difícil te será atender esa voz.

 

  • Viernes 22 de junio

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: El camino a Cristo, “El secreto del crecimiento”, pp. 66-75.

“El Autor de esta vida espiritual es invisible, y el método exacto mediante el cual se la imparte y sostiene excede las posibilidades de explicación de la filosofía humana. Sin embargo, la actividad del Espíritu está siempre en armonía con la Palabra escrita. Lo que sucede en el mundo natural ocurre también en el espiritual. Un poder divino preserva continua-mente la vida natural; sin embargo, ello no ocurre por causa de un milagro directo, sino gracias al empleo de las bendiciones puestas a nuestro alcance. Del mismo modo, la vida espiritual se sostiene debido al uso de los medios que la Providencia ha provisto. Para que el seguidor de Jesús crezca hasta convertirse en ‘un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo’ (Efe. 4:13), debe comer del pan de vida y beber del agua de la salvación. Debe velar, orar y trabajar, y prestar atención en todas las cosas a las instrucciones de Dios consignadas en su Palabra” (HAp 234).

“La obra de educar la mente y los modales puede ser llevada hasta la perfección. Si los que profesan la verdad no aprovechan sus privilegios y oportunidades de crecer hasta la estatura plena de hombres y mujeres en Cristo Jesús, no serán un honor para la causa de la verdad, ni un honor para Cristo”.–Testimonies for the Church, t. 4, pp. 358, 359.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

1            ¿Qué pasos prácticos puedes dar a fin de ayudar a otros feligreses que están procurando crecer en Dios y sin embargo se sienten frustrados por lo que piensan que es una falta de progreso? ¿Qué esperanza y consejo les puedes ofrecer?

2            Como clase, repasen sus respuestas a la pregunta final de la sección del miércoles. ¿Qué pueden aprender de las experiencias de cada uno en su entrega a Dios?

3            ¿Cuáles son algunos de los mayores obstáculos que afrontamos con respecto al crecimiento espiritual? ¿Qué factores distintivos de tu cultura obran en contra del crecimiento espiritual? ¿Cuáles son tus defensas contra esos factores?

   

 

Usted es el Visitante FastCounter by LinkExchange