Ing. López -Bosquejo

Misionero Misionero Niños Misionero Inglés Misionero Juvenil Misio Niños Inglés Misionero Francés Misio Niños Francés Misionero Alemán Cuna Cuna Maestro Cuna Francés Cuna Inglés Cuna Inglés Maestro Jardín Infantes Infantes Maestro Menores Menores Maestro Primarios Primarios Maestro Primarios Inglés Prim Maestro Inglés Primario Francés Prim Francés Maestro Jóvenes Jóvenes Inglés Jóvenes Maestro Universitarios Sábado 3 Domingo 4 Lunes 5 Martes 6 Miércoles 7 Jueves 8 Viernes 9 Auxiliar Maestro Maestro PDF Notas de Elena White White PDF Jacques Doukhan Libro Complemento Pr Alejandro Bullón Programa Adultos Programa ES Programa Jóvenes Programa Joven PDF CBA -Eclesiatés 5 Pr Bullón Audio UNASP Panorama Semanal PowerPoint Center Pr Javier Velázquez Pr Walther Ruiz Walla Walla College Ing. López -Bosquejo Diálogo Bíblico Dr. Ausberto Castro Ing. D. Jarquín López


Hombre rico, hombre pobre 

Lección 6

Para el 10 de febrero de 2007


 

Bosquejo Para Maestros

¿Cuál es el mensaje central de esta lección?

 

  1. La actitud que deberían tener los adoradores:

 

Ø       La reverencia de cada adorador, cuando se encuentran ante la presencia de Dios y en unión con los demás creyentes la iglesia.

Ø       Las palabras que pronunciamos delante de Dios, en el momento de la oración. Deberíamos controlar nuestras palabras,  nuestra boca y  nuestro lenguaje. Debemos estar conciente de lo que decimos, es decir, pensar y prestar mucha atención en el momento en estemos orando, no caer en la mecanización y en las palabrerías.

Ø       Cuando prometamos a Dios algo,  deberíamos de  cumplirlo en tiempo y forma. La decisión es individual y cuenta a partir desde el momento en que el creyente hace sus votos.

 

  1. La soberanía de Dios, que esta sobre todo poder que pueda existir en esta tierra:

Ø       La Biblia  menciona el principio de que siempre hay otro poder por sobre cada poder, donde la tierra es el poder superior sobre todo; aun el rey tiene que someterse a ella.

Ø       La tierra esta sujeta al poder Dios

Ø       Dios tiene el control de todas las cosas.

  1. La importancia que tiene el dinero en esta vida:

 

Ø       Cuando se emplea el dinero sabia y correctamente es una bendición.

Ø       El dinero es el producto del trabajo que realizamos, por que Dios nos da las fuerzas. Por lo tanto     necesitamos reconocer a Dios que él es dueño de todo y nosotros sus administradores, por la cuál se nos insta devolver a Dios la décima parte de nuestras entradas y por supuesto una ofrenda de amor para  los diferentes proyectos que tiene la Iglesia a nivel local y mundial.

Ø       Por medio del dinero se hacen las transacciones comerciales y tiene un valor para cada mercancía.

Ø       Se necesita el dinero para comprar la despensa de la semana, para pagar la luz, el agua, el     gas, la renta la colegiatura, para viajar, en suma , diríamos que es el engranaje  principal que mueve todos los demás engranajes para realizar las actividades diarias que ocurren debajo del sol.

 

¿Qué actitud tomas al estar ante la presencia de Dios?¿Guardas reverencia dentro del recinto sagrado?¿Qué sugerencias darías para mejorar nuestros programas litúrgicos?¿Por que crees que la gente platica dentro del templo?¿Por qué muchos hermanos no apagan sus teléfonos celulares, cuando están en pleno culto divino? ¿Usted cree que  la llamada que están esperando es más importante  que la comunión con Dios? ¿Cómo son tus oraciones? Desde tu perspectiva, ¿crees que tus oraciones son elevadoras?¿Estas de acuerdo que las oraciones sean tan largas y repetitivas y sin sentido?¿Si?¿No?¿Por qué?¿Que son los votos?¿Por qué hacemos promesas cuando en la práctica casi nadie puede cumplirla?¿Cuándo fue la última vez que hiciste un voto y lo cumpliste de todo corazón y no porque te sintieras obligado? ¿Qué es la corrupción? ¿Existe la corrupción aun entre los dirigentes en la iglesia? ¿Existe el favoritismo y la compadrada en las instituciones de la iglesia?¿Si?¿No?¿Por qué? ¿Por qué crees que Dios nos da sus bendiciones?¿Cuánto dinero tienes? ¿Para qué lo quieres?¿Qué haces con el dinero que tienes?¿Beneficias a tu familia?¿Estamos dispuesto ha compartir una parte de nuestros recursos con nuestros hermanos que están en necesidad?¿Qué lujos o comodidades estamos dispuestos a abandonar, para auxiliar con un granito de arena a los niños mas necesitados?

 

Como maestro de la  Escuela Sabática, el sábado enseñaré…

 

CICLO DE APRENDIZAJE EN TU CLASE:

Ø       MOTIVACIÓN: (Ilustración e introducción, tiempo: 5 minutos)

Ø       EXPLORACIÓN: (Tema central de la lección, sólo  tres preguntas,  tiempo: 15 minutos)

Ø       PRACTICA: (¿Qué aprendimos en esta lección y cómo podemos practicar lo?, tiempo: 5 minutos)

Ø       APLICACIÓN :( ¿Qué podemos hacer con lo que aprendimos?”, tiempo: 5 minutos)

 

I. LAS VIVENCIAS DE LOS CREYENTES EN LA ADORACIÓN

1. Considera el siguiente texto y responde:

“Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie;  y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal. No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios;  porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Porque de la mucha ocupación viene el sueño,  y de la multitud de las palabras la voz del necio. Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla;  porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas,  y no que prometas y no cumplas. No dejes que tu boca te haga pecar,  ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz,  y que destruya la obra de tus manos? Donde abundan los sueños,  también abundan las vanidades y las muchas palabras; mas tú, teme a Dios”(Ecl. 5:1-7)

2 De acuerdo el texto, ¿Qué es la adoración? ¿Cuáles son los puntos más relevantes que menciona Salomón? ¿Cuál es el mensaje básico?

Adoración proviene de la palabra hebrea,  generalmente es shâjâh, que significa :  "inclinación", "adoración"; y en griego es latréia, "servicio" [religioso], "culto"; latréuo, "servir", especialmente en relación con las formas externas de adoración; proskunéin, "postrarse", "besar" [como adoración]; proskunéo, "rendir obediencia [reverencia]", "postrarse").

La adoración es una actitud de humildad, reverencia, honor, devoción y adoración que señalan adecuadamente las relaciones entre los seres creados y su Creador, particularmente en su presencia.  La Biblia enseña que tal adoración es debida sólo al único Dios verdadero (Ex. 20:1-5; 34:14; Mt. 4:10; Hch. 10:25, 26).  Los ángeles, aunque son seres celestiales, no deben ser objeto de adoración (Ap. 19:10).  Un estricto monoteísmo ha de caracterizar el culto de quienes honran al verdadero Dios, el Creador del cielo y de la Tierra (Dt. 6:4, 5).  Además, como Dios es "espíritu" (Jn. 4:23, 24), se prohíbe al hombre adorarlo mediante representaciones materiales (Dt. 4:12, 15-19).

Ø       Cuando los adoradores son ignorantes de los requisitos espirituales, no rinden culto a Dios sincera e inteligentemente (Juan 4: 24). Pecan en su ignorancia voluntaria, y Dios no acepta su culto ni sus ofrendas, entregadas irreflexivamente. 

Ø       Son peligrosas las palabras apresuradas, irreflexivas, precipitadas, ya sea en conversación, petición u oración. La lengua debe ser dominada como lo es un caballo. Nótese el consejo de Cristo respecto a la oración (Mat. 6:7). 

Ø       Debemos dirigirnos a Dios con temor reverente (1 Rey. 8: 43), y no como a un hombre. 

Ø       Dios conoce nuestras necesidades. Es innecesario un exceso de palabras que describan detalles íntimos de nuestras peticiones (Mat. 6: 7, 8; Luc. 18: 9-14). 

Ø       Uno puede sentirse impresionado a prometer una ofrenda para la obra de Dios debido a una manifiesta bendición recibida.  Si se hace, la promesa, debe cumplirse (Deut. 23: 21; Sal. 50: 14; Prov. 20: 25). "No hay placer en insensatos".  En otras palabras, según Salomón, ni Dios ni el hombre se complacen en una persona irreflexiva que promete mucho pero cumple poco.  Compárese con el relato de Ananías y Safira (Hech. 5: 1-10).

Ø       Un temor piadoso debiera ser la fuerza guiadora de la vida (Ecl. 7: 18; 8: 12; 12: 13; Hab. 2: 20; Deut. 4: 10; 6: 2).

 3. ¿Qué significa la expresión: “guarda tu pie”? ¿Cuál debe ser la actitud de los adoradores en la casa de Dios?¿Qué significa estar en la presencia de Dios?

    La casa de Dios, en antiguo tabernáculo se conocía como "casa de Jehová" (1 Sam. 1: 7; 2 Sam. 12: 20). El mismo título se usó más tarde para el templo de Jerusalén (1 Rey. 3: 1). Ahora podríamos decir que, es el lugar donde reúnen los creyentes,  es la iglesia.

     El predicador advierte que tienes que "guardar tu pie", ser cuidadoso,  cuando vayas a la presencia de Dios. Evidentemente no podemos ir a la iglesia para encontramos con Dios de la misma manera en que salimos para ir al parque, un día de campo, para hacer ejercicios, dar un paseo o ir de compras. El significado inmediato de esta advertencia es hacemos percibir lo sagrado de la ocasión.

     La orden es: "Guarda tu pie" equivale a "mira dónde caminas", y se usa aquí en sentido figurado, en armonía con el pensamiento (Gén. 17: 1; Sal. 119: 101).  

En el contexto de la literatura de Eclesiastés, de la expresión "guarda tu pie" significa:

4 ¿Qué es un necio? ¿Qué significa ofrecer el sacrificio de los necios?

   Estos "necios... hacen mal" cuando entran en "la casa de Dios" porque no guardan "su pie" y no se acercan "para oír". No tienen en cuenta a Dios, en cuya presencia están; sus pensamientos se concentran en cosas terrenales y, como resultado frecuentemente sus palabras son imprudentes, precipitadas y demasiadas. El sabio llama "necios" a los que asisten a la iglesia y están tan inconscientes de la presencia de Dios, que continuamente piensan y hablan de asuntos triviales. Su culto es sólo externo, una mera forma. 

Reflexión y aplicación para la vida (1): ¿Qué podemos hacer para no caer en el error de los necios?

Ø       No deberíamos apresuramos con nuestra boca, dice Eclesiastés; deberíamos controlar nuestro lenguaje.

Ø       Aunque nuestras palabras provengan de nuestro corazón, no todo es apropiado cuando hablamos a Dios.

Ø       La oración requiere que pensemos y prestemos atención.

Ø       En nuestra cultura de comunicación y medios masivos intensos, las palabras han perdido su peso.

Ø        A menudo se dicen palabras sin pensar mucho.

Ø        Del mismo modo, nuestras oraciones han perdido significado, y ya no llevan la fuerza de las verdaderas oraciones.

Ø        Demasiado a menudo las palabras de nuestras oraciones están destinadas a exhibirse, y ser admiradas por otros. Nos gratifica escuchar que digan: "¡Qué hermosa oración!" después de que hemos dicho "Amén". Con frecuencia, las palabras de nuestras oraciones son mecánicas, recitadas sin pensadas. Ni siquiera entendemos lo que estamos diciendo, o nos olvidamos de lo que acabamos de orar. Y a veces nuestras oraciones son incoherentes, síntomas de nuestra propia necedad. Jesús hizo la misma recomendación: "y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos" (Mat. 6:7).

Ø       El predicador no trata tanto de que cumplamos nuestro voto o dejemos de hacerlo, como de nuestra honestidad hacia Dios, la ligereza de nuestras palabras y el hecho de que no tomamos a Dios en serio.

II. LA SOBERANÍA DE DIOS: RICOS Y POBRES POR IGUAL

“Si opresión de pobres y perversión de derecho y de justicia vieres en la provincia, no te maravilles de ello; porque sobre el alto vigila otro más alto, y uno más alto está sobre ellos. Además, el provecho de la tierra es para todos;  el rey mismo está sujeto a los campos” (Ecl. 5:8, 9)

1. De acuerdo el texto, ¿Qué mensaje deberían encontrar en él todos, especialmente los ricos y poderosos? (Deut. 10:14; Sal. 8:6; 24:1; 115:16).

2. ¿Por qué existe la rivalidad entre ricos y pobres?

3. ¿Qué términos utiliza la Biblia para referirse la superioridad de Dios?

En 1 Crónicas 29, encontramos las palabras "sobre todo”, "tierra" y "reino, rey”, en común con Eclesiastés 5. Esta conexión nos lleva al contexto de la oración de David, que destaca la soberanía de Dios: "Tú eres excelso sobre todos", "tú dominas sobre todos”, "todo es tuyo". Es digno de notar que la palabra "todo"  se usa diez veces en la oración. Este énfasis sugiere que sobre "todos" estos poderes de maldad, que son el resultado de la maldición, Dios gobierna. El Juez está por encima de todos ellos. No lo vemos a él, ni se lo menciona; no obstante, él está detrás de todo. Él está presente, aun cuando parezca ausente.

Ø       La Biblia  menciona el principio de que siempre hay otro poder por sobre cada poder, donde la tierra es el poder superior sobre todo; aun el rey tiene que someterse a ella.

Ø        La palabra hebrea yitron, traducida como "provecho" en la frase "el provecho de la tierra es para todos" (Ecl. 5:9), significa "superioridad" y se usa para indicar la superioridad de la luz sobre las tinieblas (Ecl. 2:13), o la superioridad de la sabiduría sobre la necedad (Ecl. 7:12; 10:10).

Ø       Aun el rey mismo está sujeto a los campos (5:9).

Nuestro pasaje hace referencia a otros dos contextos bíblicos: Génesis 2 y 3, que habla acerca de trabajar la tierra (Gén. 2:5) por el hombre y la maldición sobre la tierra (Gén. 3:17,18), y 1 Crónicas 29:10-15, que informa de la oración de David antes de ungir a Salomón como rey (1 Crón. 29:21, 22). Ambos textos comparten con nuestro pasaje una cantidad de palabras y asociaciones.

    Eclesiastés habla en el lenguaje de la esperanza. Al mismo tiempo, se nos recuerda que, aparte de esta seguridad de la soberanía de Dios, la carrera por el "poder" no conduce a nada, excepto la vanidad. Irónicamente, la persona ambiciosa, que ama el poder, siempre estará sujeta a alguien. La carrera es interminable. Y, cuando pensamos que hemos llegado a la cima, como un rey, nos damos cuenta de que aun allí somos meros siervos. "Servimos a la tierra", y nuestro nuevo amo es ciego, y está bajo maldición. Esto es vanidad en el peor de los casos. De vanidad en vanidad, la carrera por el poder, en última instancia, conduce a la "vanidad de vanidades", al abismo.

Ø       Es común la explotación por parte de los gobernantes corruptos.  Los manejos políticos rara vez son benéficos para  el pobre.  Salomón mismo se había hecho culpable de oprimir a los pobres a fin de llevar a cabo sus grandiosos planes (1 Rey. 12: 4). Es como si dijera: La corrupción es algo común. Hay que saber tratar con ella. Siempre habrá gente corrupta dentro y fuera de la iglesia. No hay nada que podamos hacer al respecto. Luchar en contra de la corrupción es una batalla perdida. Esto no es un consejo para los entendidos, sino las observaciones de un hombre.

Ø       Vale decir, no te sorprendas de que exista la opresión ni te altere ese hecho.  Es natural que así sea. Quizá una referencia a las diversas categorías de signatarios de un sistema de gobierno de aquellos tiempos, cada uno de los cuales debía vigilar a sus subalternos e informar acerca de ellos.  No obstante, Dios vigila aun al más encumbrado de todos (Sal. 33: 13-15; 50: 21; Sof. 1: 12).

Ø       El rey Uzías se dedicó activamente a la agricultura (2 Crón. 26: 10).  El gobernante de un país agrícola con frecuencia está cerca de su pueblo, pues se relaciona con sus súbditos sin que haya un sistema de funcionarios codiciosos entre él y sus gobernados.

Reflexión y aplicación (2): ¿Qué es la corrupción? ¿Existe la corrupción aun entre los dirigentes en la iglesia? ¿Existe el favoritismo y la compadrada en las instituciones de la iglesia?¿Si?¿No?¿Por qué?

III. EN BUSCA DEL DINERO: EL USO SABIO UNA BENDICIÓN

1. Considere los siguientes textos y  responde:

“El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad. Cuando aumentan los bienes, también aumentan los que los consumen. ¿Qué bien, pues, tendrá su dueño, sino verlos con sus Ojos? Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia. Hay un mal doloroso que he visto debajo del sol: las riquezas guardadas por sus dueños para su mal; Las cuales se pierden en malas ocupaciones, y a los hijos que engendraron, nada les queda en la mano. Como salió del vientre de su madre, desnudo, así vuelve, yéndose tal como vino; y nada tiene de su trabajo para llevar en su mano.  Este también es un gran mal, que como vino, así haya de volver. ¿Y de qué le aprovechó trabajar en vano? Además de esto, todos los días de su 1098  vida comerá en tinieblas, con mucho afán y dolor y miseria. He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios. Porque no se acordará mucho de los días de su vida; pues Dios le llenará de alegría el corazón”(Ecl. 5:10-20).

2. ¿Qué función tiene el dinero?

El dinero es un medio de intercambio, emitido por la autoridad de un gobierno reconocido, que representa un valor fijo y que circula en los tiempos modernos como monedas o como certificados en papel.  El mundo antiguo no conocía el dinero en la forma de materiales perecederos, como el papel moneda o las monedas metálicas, hasta el s VIII a.C. Antes de esa época, todos los pagos se hacían en productos o en metal, el valor de los cuales se medía por el peso.  Se usaban balanzas con pesas de piedra o de metal más o menos normalizadas.  Como la plata era el metal más usado para el intercambio, con frecuencia se usaba la palabra heb. keseƒ, "plata", con el sentido de "dinero" .  Del mismo modo, los términos "pagar" y "pesar" se expresaban con el mismo verbo heb. shâqal.  Por ello encontramos que Abrahán pesó 400 siclos de plata por la tierra que compró cerca de Hebrón (Gn. 23:16), y que David dio a Omán "el peso de seiscientos siclos de oro" por la era  del jebuseo (1 Cron. 21:25). 

Consiste en actuar como la medida ideal del valor de las mercancías.

·         Si el dinero no funcionara como medio de circulación, la mercancía no podría realizar lo que le es propio: cambiarse.

·         Todas actividades realizadas terminan con una retribución o sea ser recompensado con un pago.

3. ¿Por qué existe el dinero? ¿Qué lugar ocupa el dinero en las transacciones comerciales?¿Qué relación existe entre el trabajo y el dinero?¿Qué valor tiene una mercancía?¿Cómo cristianos qué valor tiene el dinero?

Ø       El avaro, no importa cuánto tenga, lo considera insuficiente y desea más.

Ø       Con el aumento de su riqueza, el rico amplía su círculo de relaciones.  Se espera que hospede con generosidad.  Se multiplican sus adherentes, criados y dependientes, y sus familiares exigen ayuda económica.

Ø       El rico finalmente comprende que no puede llevarse su riqueza cuando muera (Job 1: 21; Luc. 12: 19, 20). No debiera gloriarse ni jactarse de su capacidad para acumular dinero, sino usarlo para la gloria de Dios (1 Tim. 6: 10, 17-19).

Ø       La responsabilidad de administrar las riquezas con frecuencia provoca molestias y roba el descanso, hasta el punto de perjudicar la salud y ocasionar un colapso nervioso.

Ø       Las riquezas guardadas sin ningún uso es un mal, que sentido tiene acumular riquezas mientras tu familia se muere de hambre. La posesión de recursos obliga a emplearlos para el bien común (Mat. 19: 20, 21;1 Tim. 6: 9, 10).

Ø       El insomnio provocado por la ansiedad debido a la inversión y conservación de las riquezas aflige con frecuencia a su poseedor, pues siempre las personas sin escrúpulos las consideran como un medio apropiado para la explotación.  También les preocupa pensar que sus herederos puedan dilapidar el fruto de sus arduos esfuerzos.  En todo caso, el carácter de su poseedor es el que sufre más por la acumulación de riquezas ( Prov. 11: 24; Luc. 12: 16-21).

Ø       Cuando el hombre vuelve al polvo se va desnudo (Job 1: 21; Sal. 49: 16, 17). Estas observaciones hacen recordar las palabras de Dios a Adán (Gén. 3: 19).

Ø       Cuando el hombre se va a la tumba. Únicamente la "riqueza" espiritual que uno haya adquirido lo acompañará más allá de la tumba ( Juan 3: 36; Apoc. 22: 14).  El carácter es el único tesoro que se puede llevar de este mundo al venidero (PVGM 267).  Por esta razón el cristiano debe esforzarse por depositar sus riquezas en el cielo ( Luc. 12: 33, 34).

Ø       ¿De qué le aprovechó? La respuesta implícita e indudable es: "de nada". ¿Trabajar en vano? "¿Haberse afanado para el viento?". Un esfuerzo completamente inútil (Job 15: 2; Prov. 11: 29).  El viento es insustancial, escurridizo, y no se lo puede retener ni conservar.  Así son las riquezas de este mundo.

Ø       Una metáfora que describe el hecho de que quien vive exclusivamente para acumular riquezas nunca alcanza la satisfacción que espera lograr.  Establézcase un contraste con la perspectiva del que ha puesto su esperanza en las cosas eternas (Miq. 7: 8), y sufre las penalidades actuales pero que tiene en cuenta las realidades que ahora sólo ve con los ojos de la fe (Heb. 11: 27).

4. ¿Por qué el amor al dinero es la raíz de todos los males? ¿Cuándo las riquezas realmente tienen valor?

Ø       En Eclesiastés 5:12-17 Salomón ha expuesto vívidamente la necedad de acumular riquezas por el solo hecho de atesorarlas.  Ahora, basándose en su propia experiencia, observa que la riqueza tiene valor únicamente si se la emplea para suplir las necesidades y goces de la vida.

Ø       La verdadera felicidad y la paz mental únicamente se logran por medio de una correcta relación con Dios y la comprensión de que él lo rige todo para bien (Rom. 8: 28).  Por lo tanto, aceptar con serenidad la suerte que a uno le ha tocado en la vida, conduce al contentamiento y la felicidad.  Este es el consejo de Pablo (1 Tim. 6: 7, 8).

Ø       Dios es el que da la capacidad para adquirir riquezas (Deut. 8: 18; Sant. 1: 16, 17).  Todas las facultades que poseemos son dones de Dios. Cualquier cosa que hayamos adquirido por medio de esas facultades debiera aumentar nuestra gratitud hacia Dios.

Ø       La persona que vive en armonía con Dios no pasará por ninguna vicisitud para la cual éste no tenga solución (Mat. 6: 34).  Su porvenir está asegurado, y su vida puede ser serena.

Ø       “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”(Mat. 6:33)

El gran propósito de la existencia de los hombres es que "busquen a Dios, si en alguna manera... puedan hallarle" (Hech. 17:27).  La mayor parte de los seres humanos están afanados trabajando por "la comida que perece" (Juan 6: 27), por el agua de la cual volverán a tener sed (Juan 4: 13).  La mayoría de las personas gasta su "dinero en lo que no es pan" y su "trabajo en lo que no sacia" (Isa. 55: 2).  Con demasiada frecuencia tendemos a hacer de las cosas materiales el principal propósito de nuestra vida, con la vana esperanza de que Dios será indulgente con nosotros, y que al final de nuestra existencia, añadirá la eternidad al breve plazo de setenta años.  No puede existir seguridad aparte de Dios y de la ciudadanía de su reino.  El mejor remedio para la preocupación es la confianza en Dios.  Si hacemos fielmente la parte que nos toca, si damos al reino del cielo el primer lugar en nuestros pensamientos y en nuestras vidas, Dios nos cuidará mientras dure nuestra existencia.  Con misericordiosa ternura ungirá nuestra cabeza con aceite  y la copa de nuestra vida rebosará de bienes (Sal. 23: 6).

Reflexión y aplicación para la vida (3): ¿Por qué crees que Dios nos da sus bendiciones?¿Cuánto dinero tienes? ¿Para qué lo quieres?¿Qué haces con el dinero que tienes?¿Beneficias a tu familia?¿Estamos dispuesto ha compartir una parte de nuestros recursos con nuestros hermanos que están en necesidad?¿Qué lujos o comodidades estamos dispuestos a abandonar, para auxiliar con un granito de arena a los niños mas necesitados?

IV. ¿QUE APRENDIMOS EN ESTA LECCION Y CÓMO PODEMOS PRACTICAR LO?

 1. Las prioridades del Cielo trascienden nuestra existencia humana temporaria.

2. La invitación de Dios nos motiva a abrazar los valores eternos.

3. Reordenar nuestras prioridades a fin de reflejar los valores de Dios.

4. Cristo quiere que demos a las cosas más importantes el primer lugar y nos asegura que las cosas de menor importancia y menor valor serán dadas a cada uno de acuerdo con su necesidad.

RESUMEN:

Ø       En un clima de demandas imposibles, es importante separar tiempo para reflexionar acerca de las verdaderas prioridades de la vida.

REFLEXIONES Y APLICACIONES PARA LA VIDA

 Mí querido(a) hermano(a): ¿Qué promesas le has hecho  a Dios?¿De qué manera lo has cumplido? Cuando Jesús vino a este mundo, ¿vino como una persona rica o pobre? ¿Qué te dice tu respuesta acerca de cómo deberías relacionarte con los que son más pobres que tú, por lo menos en lo financiero? ¿Cuál es tu actitud hacia ellos? Seas rico o pobre, ¿Cuáles son tus actitudes hacia el dinero? ¿Cuáles son tus prioridades  cotidianas? ¿Cuanto tiempo empleas para la reflexión y la meditación de la palabra de Dios? ¿Cuando oras realmente lo haces para estar a solas con Dios o simplemente es algo mecánico y sin sentido?¿Cuáles son las cosas más importantes par ti?

Reflexiona conmigo el siguiente texto: “No podemos esperar hasta el juicio para estar dispuestos a negarnos al yo y levantar la cruz.  No podremos entonces formar caracteres para el cielo.  Es aquí, en esta vida, donde debemos colocarnos al mando del humilde y abnegado Redentor.  Es aquí donde debemos vencer la envidia, la contienda, el egoísmo, el amor al dinero, el amor al mundo.  Es aquí donde debemos entrar en la escuela de Cristo y aprender del Maestro las preciosas lecciones de mansedumbre y humildad.  Y es aquí donde debemos hacer los mayores esfuerzos para ser leales y fieles al Dios del cielo, obedeciendo todos sus mandamientos y capacitándonos así para las mansiones que Cristo ha ido a preparar para todos los que aman a Dios(Alza tus ojos, p.190)

 “Porque el amor al dinero es la raíz de todos los males. Y algunos, en esa codicia se desviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1 Tim. 6:10)

Ore conmigo, por favor“Amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas; y  a tu prójimo como a ti mismo”… ¡Feliz Sábado!

 


Por

MC. Delfino  Jarquín López,  [delfino_comessab@hotmail.com]   

Iglesia Central, Matías Romero Avendaño, Oaxaca, México (www.adventistas.com.mx)

 

El Ingeniero MC. Delfino  Jarquín López ha autorizado al Dr. Pedro J. Martínez de Ministerios PM , ha publicar sus comentarios semanales de la lección de la Escuela Sabática en Centro Internacional para el Estudio de la Escuela Sabática


 

[Acerca de Nosotros]  [Centro Internacional de la Escuela Sabática]  [Ministerios de Iglesia][Ministerio de la Salud] [Ministerio de la Palabra]  [Ministerio Profético] [ Ministerios Apologético] [Ministerios de Música]  [Ministerios Audio-Visual [Centro White MPM]  [Centro de investigación]  [Centro de Noticias MPM] [Historia IASD]  [Iglesias ASD en la Red]  [Escríbenos]  [Conozca a Marissa]  [Conozca al Dr. Martínez]  [Foto-Album  Familia Martínez]   [Home]

 

Usted es el Visitante FastCounter by LinkExchange