Lección 7 y 8

Para el 13 y 20 de Noviembre del 2004


 

ESTRUCTURA LITERARIA DEL CAPÍTULO 7

La estructura literaria del capítulo está conformada de prosa y poesía, de la siguiente manera:

Prosa Prólogo:(l-2a).

•  VISIÓN (2b-14).

A. Prosa (2b-8) Escena terrenal: las cuatro bestias (reinos), contendiendo

por el trono (el reino).

B. Poesía (9-10) Escena celestial: juicio ante el trono divino.

A`. Prosa (11-12) Escena terrenal: el destino de las cuatro bestias (reinos).

B `. Poesía (13-14) Escena celestial: Hijo del hombre recibiendo el reino.

II. INTERPRETACION (15-28).

A . Prosa (15-16) Personaje Terrenal: El hombre preguntando.

B. Poesía (17-18) Personaje Celestial: El ángel explicando la visión.

A'. Prosa (19-22) Personaje Terrenal: Segunda pregunta más amplia de Daniel.

B'. Poesía (23-27) Personaje Celestial: Respuesta más amplia del ángel.

Prosa Epílogo:(28)

 

ESTRUCTURA GENERAL DEL CAPITULO 7

El capítulo está dividido en dos partes: la Visión y la Interpretación. En ambas secciones se combinan la prosa y la poesía. Cuando la escena o el personaje son celestiales, el texto está escrito en poesía. Cuando la escena y el personaje son terrenales el texto está escrito en prosa.

Prosa prologo ( 1:1- 2a).

I. VISION (2b- 14).

Prosa A. Visión preliminar (2b - 3).

Prosa B. Primeras 3 bestias (4 - 6).

Prosa C. Cuarta bestia (7).

Prosa D. Descripción del cuerno pequeño (8).

Poesía E. Iniciación del juicio (9 - 10).

Prosa D'. Destino del cuerno pequeño (11a).

Prosa C'. Suerte de la cuarta bestia (11 b).

Prosa B'. Suerte de las otras bestias (12).

Poesía A'. Visión Final: El reino dado al Hijo del hombre y sus santos (13-14).

 

II. INTERPRETACION (15 - 28).

Poesía A. Personaje Terrenal: Reacción y Pregunta (15-16).

 

1) Reacción.
2) Pregunta.

Poesía B. Personaje Celestial: Primera interpretación general (17- 18).

 

1) Las 4 bestias.
2) El juicio a favor de los santos.

Poesía A'. Personaje Terrenal: Segunda pregunta del profeta (19 - 22).

 

1) Cuarta bestia.
2) Los 10 cuernos y el cuerno pequeño.
3) Las obras del cuerno pequeño.
4) El Juicio.

Poesía B'. Personaje Celestial: Segunda interpretación del ángel (23 - 27).

 

1) La cuarta bestia.
2) Los 10 cuernos y el cuerno pequeño.
3) Las obras del cuerno pequeño.
4) El Juicio.

Poesía epílogo (28).

 

1) Conclusión.
2) Reacción.

Observaciones so BRE LA estructura literaria:

1. Las escenas terrenales son discutidas en prosa, las escenas celestiales en poesía.

2. La interpretación final del ángel es dada en forma poética (17-27). El patrón seguido en forma poética es el comunmente usado en la poesía clásica del A.T. Este mismo modelo es usado por Dan.9:24-27.

3. La relación entre Dan.7:23-27 y Dan.9:24-27 es que el ángel que interpreta en Dan.7:16 es el mismo: Gabriel. En Dan.9:21 se dice que Daniel había visto a Gabriel "en la visión al principio (Tehilid). Dan. 8:1 al referirse a la visión de Dan.7 dice: "después de aquella que se me había aparecido antes (Tehillo)". Por lo tanto, el personaje que vio Daniel en la visión del capítulo 7, es el mismo del capítulo 9 o sea Gabriel.

 

Observaciones EN torno a LA vision DE daniel 7

I. COMENTARIOS ACERCA DE LA VISION EN GENERAL.

•  El capítulo está dividido en dos partes: la primera, la visión (2b-14) y la segunda, la interpretación (15-27). Tiene además un prólogo (v.l-2a) y un epílogo (v.28).

•  En ambas secciones se combinan prosa y poesía. Cuando la escena o el personaje son celestiales, el texto está escrito en poesía. Cuando el personaje o la escena es terrenal, el texto está escrito en prosa.

•  En la visión se puede notar que la primera parte (vv. 1-8) las escenas son en la tierra. Esta escena describe a cuatro bestias que sucesivamente van tomando el control de los asuntos en este mundo. Estas bestias representan la contienda de los reinos por el poder terrenal. El lenguaje usado en esta sección está en prosa.

•  Mientras las bestias contienden por el poder en la tierra, súbitamente aparece una escena celestial (vv. 9-10). En esta visión, se describe el inicio de un juicio en el cielo. El lenguaje de esta sección está en poesía.

•  Mientras el juicio se realiza en el cielo, las bestias siguen su contienda por el poder aquí en la tierra hasta que éstas son destruidas (vv. 11-12). Esta sección, nuevamente está en prosa.

•  Después el profeta vuelve a fijar su atención en un evento que se realiza en el cielo: Uno semejante al hombre se acerca al Anciano de Días para recibir el poder de gobernar este mundo, que le pertenece a él como representante de los santos del Altísimo, (vv. 13-14).

•  La visión termina hasta ahí, sin embargo después se inicia un diálogo con el ángel asistente (v. 16) que en dos ocasiones responde a las dudas del profeta (vv. 16-27).

•  OBSERVACIONES DEL CUADRO SINOPTICO.

•  Las bestias son animales salvajes que se salen de la realidad: León con alas, un oso alzado más de un lado que del otro. Leopardo con cuatro cabezas y una bestia indescriptible. En contraste, las escenas en el cielo describen a seres celestiales con forma humana.

•  La descripción que hace de las tres primeras bestias es corta (vv. 4-6; 12, 17), en comparación con el número de versículos dedicados a la cuarta bestia (vv. 7-8; 17-21; 23-26). Es evidente que el tema de preocupación de Daniel se centra en aquella cuarta bestia (v. 19).

•  En la descripción de las actividades de la la cuarta bestia se pueden notar tres etapas: la primera donde la bestia actúa primero (vv. 7; 19, 23). La segunda etapa cuando surgen los 10 cuernos (vv. 8, 20, 24), y después que surgen los 10 cuernos sale un cuerno pequeño que derrriba a tres; y al cuerno pequeño se le da supremacía por 1260 años. Es obvio que los otros cuernos siguen coexistiendo durante ese período con el cuerno pequeño. Después de ésto, se le quita el poder al cuemito y se da inicio al juicio divino en el cielo. La tercera etapa se puede notar cuando Daniel explica que la bestia sigue viviendo, mientras se realiza el juicio en el cielo hasta que el tribunal celestial da su fallo en favor de los santos y entonces la bestia es destruida. En Daniel 7 no se dan más detalles acerca de este período, sin embargo en el capítulo 8 se agrega que al final de los 2300 días (1844), se inicia el juicio en el cielo que se habla en Daniel 7. Es hasta Apocalipsis 13 donde se dan pormenores más detallados de lo que sucedió después de los 1260 días. Al finalizar este periodo, la bestia recibe una herida de muerte, pero es sanada, después se dice que la bestia logra que todo el mundo se maraville de ella y la adore (Apoc. 13:3, 4). A esta tercera etapa le llamaremos la etapa de la Roma Cósmica por cuanto su osadía llega al grado de pretender adoración como dios. En Daniel 7 por lo tanto se pueden notar tres etapas: primera, la de la bestia (Roma Imperial) 168 a.C.- 476 d.C.; la segunda, la de los 10 cuernos y la supremacía de 1260 años de la bestia (Roma Papal) 538-1798; la tercera, la Roma Cósmica que después que es herida de muerte (se le quita el poder) en 1798, subsiste el período del juicio hasta el fin del tiempo. En Apocalipsis se anuncia que su herida es sanada (13:3). En el capítulo 8 se darán más detalles acerca de este suceso. Los aspectos básicos mencionados son ilustrados en el cuadro que se presenta a continuación:

 

DANIEL 7 SIMBOLOS Y SIGNIFICADOS

I. DATOS INTRODUCTORIOS.

•  Fecha de la Visión: "Primer año de Belsasar" v.l (550/549 a.C.).

•  Los cuatro vientos del cielo: Los vientos representan conflictos, luchas (Jer.4:l 1-13; 25:32,33; 49:36,37; Zac.7:14, Ose.8:7). También ángeles o espíritus (Efe. 6:13; Heb. 1:13-14). El combate de los cuatro vientos del cielo en la gran mar indica que el conflicto es universal y cósmico, porque en él, tanto los seres celestiales como los terrenales, están involucrados en este gran conflicto. Esta declaración es un eco del gran conflicto universal entre las huestes del bien y del mal.

•  La gran mar: Así se le llamaba al Mar Mediterráneo en los tiempos antiguos. El mar representa pueblos, muchedumbres. (Isa.8:7ss; 17:12,13; 46:7,9;47:2;Apoc.l7:15).

 

II. LAS BESTIAS.

•  Las bestias. Representan un poder destructivo (Ose. 13:7,8; Joel 1:6,7; Jer.l5:3; Eze.5:17; 14:15; 29:3-12; Isa.27:l; 51:9; Sal.80:13).

•  El león-Babilonia. El símbolo del león es clásico en las puertas y murallas de Babilonia. En los muros de Babilonia, el león alado está grabado con profusión (Dan.7:4; 2:32,38; Jer.4:7; 49:19; 50:17, 44).

•  Alas de Aguila. Representan la rapidez en el ataque y los movimientos (Jer.4:13; 48:40; 49:22; Eze.17:3,7,12; Hab.l:6-8)."Las alas arrancadas" por lo tanto representa que pierde esa rapidez y agresividad en sus conquistas.

•  "Se le dio corazón de hombre" (Dan.7:4) Lo que distingue al hombre de la bestia es su poder constructivo, no destructivo. Nabucodonosor, después de su invasión a Egipto y no tener resultados positivos, se dedicó a construir y embellecer Babilonia. Los otros reyes tampoco tuvieron afanes de conquista. Nabonido era un hombre de paz dedicado a la religión y a la arqueología. La figura de león con corazón de hombre es una figura opuesta a la de "hombres con corazón de león" o "como leones" (cf. 2°Sam.l7:10; 2°Sam.l:23; l°Crón.l2:8). Babilonia pues, perdió su temeridad y arrojo.

C. El Oso-es identificado con Medo-Persia (Dan.7:5; 2:39; 8:3,4,20). Después del león, el oso es el más rapaz y voraz de las bestias de la tierra. Es menos real en su porte y más lento al andar. La ambiciosa voracidad, más que la realeza, fue lo que distinguió al reino de Media y Persia (Isa.l3:17;Dan.5:28;Jer. 51:28-30).

D. El leopardo. De acuerdo con la misma explicación dada al profeta, el reino descrito es el de "Javán" o Grecia (Dan.7:6; 2:39; cf. 8:5-8, 21-22).

E. L a Bestia espantosa y terrible: Roma (Dan.7:7, 19-21, 23-25; 2:33, 40-43; ;:9, 23-25).

1. La cuarta bestia (Dan.7:7,19,23).

 

•  "Espantosa y terrible, y en gran manera fuerte (vv. 7,19).
•  "Muy diferente de todas las bestias que habían sido antes que ella"

(vv.7, 19,23).

c. "Unos dientes grandes de hierro"(vv.7,19).

d. "Devoraba y desmenuzaba y las sobras hollaba con sus pies"

(vv. 7,19,23).

•  "Uñas de bronce" (v. 19).

2. Diez cuernos (vv. 7,20,24,41).

a. Deben de ser reinos independientes y separados.

 

(1) Deben de ser establecidos dentro de los límites del imperio romano.
(2) Deben de ser establecidos en el tiempo de la caída del imperio romano.
(3) Deben poseer ciertos grado de permanencia.

b. Lista de los diez reinos.

Varios escritores sobre las profecías han preparado distintas listas de reinos en las cuales Roma fue dividido. Estas listas armonizan en la mayoría de los puntos, pero hay pequeñas diferencias. Una razón por las diferencias en las listas es el hecho que las listas cubren diferentes períodos de la historia. Durante los siglos en que Roma se acercaba a su fin, los asuntos estaban en un período de grandes cambios. Reinos se levantaban y reinos desaparecían. Grandes jefes como Atila, de los Hunos, irrumpían en el imperio que se desmoronaba, pero no consiguieron establecer reinos permanentes. Tribus que hoy radicaban en una región, mañana se hallaban en otra parte. En un número de casos, varios grupos de los bárbaros invasores se unían para formar grupos más grandes que finalmente llegaron a ser reinos permanentes. Otros grupos siguieron rumbos independientes de los demás pero no tenían suficiente fuerza o estabilidad para merecer el título de reinos. La historia del período es tan compleja y tuvo tantos cambios y sustituciones que no es una tarea fácil formar una lista de los diez reinos en que Roma fue dividida que pueda pretender ser final y absoluta. Debería notarse que cuando la Biblia da una lista de individuos que forman parte de un grupo de un cierto número específico, generalmente se pone énfasis sobre el número más bien que sobre las personas específicas que componen el grupo. Así es que había doce tribus de Israel correspondientes a los doce hijos de Jacob, sin embargo, existen cuatro diferentes listas. Primero, hay de los doce hiios de Jacob v luego hav listas que omiten ciertos de estos hijos tal como Leví (Núm.l:5-15,21-43; 2:3-29; 10:14-27; 13:4-15; 26:7-50; 34:14-28; Josué 13:7-21,33) Simeón (Deut.33:6-24) o Dan (Apoc.7:5-8).

Cuando se omite un nombre otro tiene que ser agregado para tomar su lugar, porque el total de doce tiene que ser mantenido. Así en la lista corriente de las tribus, se omite a Leví por tener su parte en el servicio del templo, y a la tribu de José se dan dos partes, a saber, Efraín y Manases. En Deut.33:6-24 donde se omite a Simeón, se agrega a Leví. En Apoc.7:5-8 donde se omite a Dan, otra vez se agrega a Leví, y aparecen José y Manases en el lugar de Efraín y Manases.

En el caso de los doce apóstoles, el nombre de Matías fue agregado para completar los doce cuando Judas fue quitado por causa de la trasgresión.

Así en el caso de los diez reinos en que fue dividido Roma, parecería que una lista específica de diez reinos en particular no es la cosa vital, porque ciertos reinos podrían unirse, a la vez que otros podrían dividirse. Pero diez queda como el número de reinos en que Roma fue dividida, lo mismo, doce queda como el número de tribus de Israel y de los apóstoles de Cristo, aunque diferentes listas podrán ser propuestas por varias personas por varias razones.

La siguiente lista es probablemente tan satisfactoria como cualquier lista de diez tribus que se establecieron dentro del territorio de Roma occidental entre los años 351 y 476 d. C. El territorio dado es aquel en que por fin se radicaron:

El cuerno pequeño: La Roma Papal (Dan. 7:8,19-21,24-26; 2ªTes.2:3-7; Apoc. 13:1-10).

•  El cuerno pequeño se levantó de entre los otros cuernos (v.8). El papado tenía su sede en la Roma, en medio de las potencias que se habían establecido entre las ruinas del imperio romano.

•  El cuerno pequeño se levantó después de los otros cuernos (v.24).

•  Era sólo mediante un proceso de crecimiento lento y paulatino que las potencias que se establecieron sobre la ruinas de la Roma surgieron. El papado también surgió mediante un proceso de crecimiento muy lento y gradual. Aún en los tiempos del Nuevo Testamento, ya empezaba a surgir esta potencia, pero pasaron muchos años antes que alcanzara su plenitud de poder.

•  Pasos en desarrollo del papado:

•  En los tiempos del Nuevo Testamento:

 

•  Hechos 20:28-30 - Hombres se levantarían hablando cosas perversas.

•  2ªTes.2:3-8 - El "hombre de pecado", el "misterio de iniquidad".

•  3'S.Juan 9,10 - "Ama tener el primado entre ellos".

•  lªJuan 2:18 - "Muchos anticristos".

(2) Obispos y papas de Roma:

"P. ¿Cuál es el dia Sábado?

"C. El sábado es el séptimo día.

"P. ¿Por qué observamos el domingo en vez del sábado?

"C. Observamos el domingo en vez del sábado porque la Iglesia Católica, en el Concilio de Laodicea (336 d.C.), tranfirió la solemnidad del sábado al domingo" (Pedro Geierman, Conveft's Cataechism ofCatholic Doctrine).

"La fiesta del domingo, como las demás fiestas, fue siempre una ordenanza humana, y era lejos de las intenciones de los apóstoles de establecer un mandato divino en este respecto, lejos de ellos, como también de la iglesia primitiva, de transferir las leyes referentes del sábado al domingo. Tal vez, al fin del siglo II una aplicación falsa de esa índole empezó a tener lugar; porque ya por aquel tiempo los hombres parecen haber considerado un pecado trabajar en el domingo" (Augusto Neander, The History ofthe Christian Religión and Church, Trad. por Henry John Rose, 1848, pág. 186).

Pedro Heyiyn, en 1636, publicó un tomo que desplegó la verdadera naturaleza de la observancia del domingo, a saber, que era meramente una institución humana, "que no fue instituida por nuestro Salvador Jesús, mandada por los apóstoles, ni ordenada primero por cualquier otra autoridad que la de congregación voluntaria de ella por la iglesia para los usos religiosos; y siendo que el domingo fue consagrado a esos usos, no fue adelantado a ese honor, que ahora goza, sino pausada y gradualmente; en parte mediante los edictos de príncipes seculares; en parte, en cánones de ciertos concilios; y finalmente, por los decretos de varios papas, y órdenes de prelados inferiores; y siendo promulgado así, está sujeto aún, como muchos doctores protestantes dicen, a la autoridad de la iglesia, de ser retenido o cambiado, según opinare la iglesia. Finalmente, que en todas las eras anteriores, y en todas las iglesias en el momento presente, ni es ni fue estimado como un día sábado (de reposo)" (Heyiyn, The History oh the Sabbath, Prefacio).

a. El derecho de suprimir la herejía por largo tiempo ha sido reclamado para la iglesia por los católicos principales. Si fuere necesario, la iglesia mantiene que tiene el derecho no sólo de censurar y castigar sino aún de matar a los que cree ser culpables de herejía.

b. La historia de la Iglesia Católica es la de persecución. Dondequiera la iglesia haya llegado a ser suficientemente fuerte, ha empleado su poder para suprimir a los que se atreven a disentir de ella. Persecuciones terribles fueron llevadas a cabo contra los albigenses, los valdenses y los hugonotes. Unos de los hechos de más infamia fue la matanza de San Bartolomé, en que unos treinta mil protestantes franceses fueron muertos. "En España sólo Llórente calcula que como víctimas de la Inquisición 31.912 fueron quemados vivos, y 291,450 así llamados penitentes fueron obligados a someterse.... Un millón perecieron en la masacre de los albigenses". "En los treinta años que siguieron, la primera institución de los Jesuítas, 900,000 cristianos fieles fueron muertos. 36,000 fueron muertos por el verdugo común de los Países Bajos, bajo las órdenes del duque de Alba, quien se jactó de la hazaña. 50,000 flamencos y alemanes fueron ahorcados, quemados o sepultados vivos bajo Carlos V". (Grattan Guinnes, Key to the Apocalypse, págs. 92,93).

Es claro que todos estos pasajes se refieren a un período del mismo largo, porque cuarenta y dos meses de treinta días daría un periodo de 1260 días, a la vez que un año de doce meses, otros dos años de doce meses, y medio año o seis meses, daría un total de cuarenta y dos meses o 1260 días.

"Primero y ante todo, todas las divisiones exactas en la historia obviamente son artificiosas. Nada comienza y nada termina absolutamente. Hay algo de absurdo de poner limites exactos y absolutos a un período mediante fechas. Sea una revolución o una muerte, ningún acontecimiento rompe todos los hilos que la vinculan con el pasado o con el futuro... ¿Empieza la Edad Medieval en 395 con la repartición del Imperio? ¿O en 476, con la muerte de Rómulo Augústulo? ¿O entre 630 y 730, con las invasiones musulmanes? Y ¿cuándo terminan? ¿En 1453, con la caída del Imperio Oriental? Sin embargo algunos dan como su límite la invención de la imprenta de tipos movibles (¿1440?) o el descubrimiento de la América (1492)... En cuanto a historias particulares, no sólo tiene la tendencia, como hemos dicho ya, de adoptar otras fechas que las de la historia general, fechas que varían las unas de las otras, pero ellas mismas vacilan en cuanto a sus propias divisiones" (Henri Berr, en el prefacio a Lot, The End Of the Ancient Worid, págs. xxi, xxii). Hay dificultad de fijar fechas absolutas para el período del dominio del poder representado por el cuerno pequeño.

1798 - El papa fue tomado preso por Napoleón.

533 - Justiniano promulgó un decreto reconociendo al obispo de Roma como la cabeza de todas las iglesias.

"Hemos sido meticulosos para sujetar y unir a todos los sacerdotes del Oriente por toda su extensión a la sede de Vuestra Santidad... Por que no permitimos que nada que sea dudoso, por claro o incuestionable que sea, que pertenezca a las iglesias, que no deje de ser traído a la atención de Vuestra Santidad, como la cabeza de todas las iglesias. Pues, como hemos dicho antes, somos celosos por el engrandecimento del honor y de la autoridad de vuestra sede en todo sentido" (Código de Justiniano, lib.l, título 1, Baronii "Annales Ecciesiastici", Tomo VII, An. 533. sec.12)

1793 - Francia tomó pasos legales contra la religión. Ciertos comentadores reconocen la validez de los dos grupos de fechas. Nótese lo siguiente:

"En 533 d.C; vino la declaración memorable e imperial reconociendo esa supremacía, y en 538 d.C,. vino el golpe mediante la espada de Roma... Así los acontecimientos decisivos señalan claramente el principio del período profetice de los 1260 años. Y justamente 1260 años del decreto de 533, en reconocimiento de supremacía papal, vino un decreto, en 1793, dirigida contra esa supremacía; y justamente 1260 años a contar del golpe con la espada de la Roma en beneficio del papado, vino un golpe con la espada en Roma en contra del papado" (W.A. Spicer, Our Day in the Light ofProphecy, pág. 137).

 

•  Tres cuernos a ser arrancados delante de él (Dan.7:8,20,24).

•  Los hérulos - 493 d.C. = (Odoacro).

•  Los vándalos - 534 d.C. = (Genseríco).

•  Los ostrogodos - 553 d.C. = (Teodorico).

12. Su dominio a ser quitado (v. 26).

III. EL JUICIO (w. 9,10,22,26) Y EL REINO (w. 22,27).

A. El Juicio.

 

1. El tiempo (2''Tim. 4:1).

2. El juez (Dan.7:9;Hech.l 0:42; Heb. 12:23).

3. Las escenas del juicio.

 

•  La primera fase (w. 9-14).
•  La fase final (v. 22).

4. El temario del juicio.

 

•  La muerte de la bestia (v. 11).
•  La destrucción de la potencia representada por el cuerno pequeño

(Dan.7:26;Apoc.l3:10; 17:1,16; 18:10,21).

B. La venida de Cristo y el establecimiento de su reino.

 

1. Cristo llega ante el Anciano de grande edad (Dan. 7:13).

2. Un reino eterno dado a Cristo (v.l4).

3. El reino y el dominio dados a los santos (vv. 22, 27).

Notas sacadas de:

Thiele, Edwin R. Reseñas de Daniel. Miami, Florida: Departamento de Educación de la División Interamericana, 1965.

bibliografia RECOMENDADA PARA ESTUDIO ADICIONAL

Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día. Tomo 4. Boise, Idaho: Pacific Press Publishing Association, 1985. pp. 845-864.

Ford, Desmond. Daniel. Nashville, TN: Southern Publishing Association, 1978.pp.138-159.

Price, George McCready. The Greatest ofthe Prophets. A New Commentary on the Rook o f Daniel. Mountain View, CA: Pacific Press Publishing Association, 1955. pp. 133-157.

Vicuña, Máximo A. Estudios del Libro de Daniel. Lima, Perú: Ediciones Bendita Certeza, s.f. pp. 75-96.

Maxweil, Mervin. El Porvenir del Mundo Revelado. México: APIA, 1990. pp. 107-150.

Shea, William H. Selected Studies on Prophetic Interpretation. Washington, D.C: Review and Heraid Publishing Association, 1982. pp. 94-131.

Ferch, Arthur J. "The Judgement Scene in Daniel 7" The Sanctuary and the Atonement. Washington, D.C: Review and Heraid Publishing Asociation, 1981. pp. 157-176.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

[Acerca de Nosotros]  [Centro Internacional de la Escuela Sabática]  [Ministerios de Iglesia][Ministerio de la Salud] [Ministerio de la Palabra]  [Ministerio Profético] [ Ministerios Apologético] [Ministerios de Música]  [Ministerios Audio-Visual [Centro White MPM]  [Centro de investigación]  [Centro de Noticias MPM] [Historia IASD]  [Iglesias ASD en la Red]  [Escríbenos]  [Conozca a Marissa]  [Conozca al Dr. Martínez]  [Foto-Album  Familia Martínez[Home]

 

 

Usted es el Visitante FastCounter by LinkExchange