Notas de Elena White

Up Domingo 5 Lunes 6 Martes 7 Miércoles 8 Jueves 9 Viernes 10 Notas de Elena White Gerard F Hasel y Michael F Dr. Ausberto Castro Comentario Auxiliar Aplicación a la Vida Testificación Est. Bíblico Inductivo

horizontal rule

 

Iniciación al pacto

Lección 2

horizontal rule


Sábado 4 de Enero
 

Aquí [en Éxodo 10: 1-6] se encuentran los términos del pacto que Dios deseaba hacer con los hijos de Israel. Si ellos cumplían su promesa los bendeciría grandemente, los honraría, manifestaría su amor y poder sobre ellos, y los cuidaría constantemente. Esto es. si ellos cumplían con las condiciones que Dios les pedía. No debían simplemente profesar adorar a Dios, sino que en verdad debían obedecer su voz.

Aquí se revela el maravilloso amor de Dios por la raza humana. El cumplimiento de las promesas de este pacto incluía la humillación y muerte de Cristo por el mundo que perece. Pero para que el hombre pueda recibir estas bendiciones es necesario que obedezca la ley de Dios. Sólo aquellos que guardan sus mandamientos pueden entrar por las puertas en la ciudad de Dios.

Este pacto es una revelación de la bondad de Dios; los seres humanos no lo buscaban ni extendían sus manos en busca de su ayuda. Pero él graciosamente extendió su poderoso brazo invitándolos a unir sus débiles brazos con el suyo para que él pudiera ser su defensa. Voluntariamente eligió a una nación que salía de la esclavitud egipcia: que debía ser educada y entrenada a cada paso. ¡Qué expresión de amor y bondad omnipotente! (Manuscript Releases, t. 1, pp. 104, 105).
 

horizontal rule


Domingo 5 de enero

 Nociones de lo que es un pacto

Los hijos de Dios son justificados por medio de la aplicación del “mejor pacto’’. por medio de la justicia de Cristo. Un pacto es un convenio por el cual las partes se comprometen mutuamente al cumplimiento de ciertas condiciones: por lo tanto, el ser humano se compromete con Dios para cumplir las condiciones especificadas en su Palabra. Su conducta demuestra si respeta o no esas condiciones.

El hombre gana todo obedeciendo al Dios guardador del pacto.  Los atributos de Dios son impartidos al hombre capacitándolo para proceder con misericordia y compasión. El pacto de Dios nos asegura del carácter inmutable del Señor. ¿Por qué, pues, los que pretenden creer en Dios son inestables, volubles, indignos de confianza?, ¿Por qué no rinden su servicio cordialmente, como si estuvieran bajo la obligación de agradar y glorificar a Dios? No es suficiente que tengamos una idea general de lo que Dios exige. Debemos conocer por nosotros mismos cuáles son sus ordenes y cuáles nuestras obligaciones. Las condiciones del pacto de Dios son: ‘‘Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón. y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente y ata prójimo como a ti mismo”. Estas son las condiciones de la vida. “Haz esto —dijo Cristo—. y vivirás”.

La muerte y la resurrección de Cristo completaron su pacto. Antes de ese tiempo se revelaba por medio de símbolos y sombras que señalaban hacia la gran ofrenda que sería hecha por el Redentor de mundo, ofrecida como promesa por los pecados del mundo. Los creyentes eran salvados antiguamente por el mismo Salvador de ahora; pero era un Dios velado. Veían la misericordia de Dios en símbolos. La promesa hecha a Adán y a Eva en el Edén era el evangelio para una raza caída. Se había dado la promesa de que la simiente de la mujer heriría la cabeza de la serpiente. y que ésta le heriría el calcañar. El sacrificio de Cristo es el glorioso cumplimiento de todo el sistema hebreo. Ha salido el Sol de justicia, Cristo nuestra justicia está brillando esplendorosamente sobre nosotros.
Cristo no disminuye lo que demanda de los hombres para salvarlos. Cuando Cristo inclinó la cabeza y murió como una ofrenda sin pecado, cuando por la mano invisible del Omnipotente fue rasgado en dos el velo del templo, se abrió un camino nuevo y vivo. Ahora todos pueden llegar hasta Dios por los méritos de Cristo. Los hombres pueden aproximarse a Dios porque el velo fue rasgado. No necesitan depender de un sacerdote o de sacrificios ceremoniales. A todos se les da la libertad de ir directamente a Dios por medio de un Salvador.

El placer de Dios y su voluntad son que las bendiciones conferidas al hombre sean dadas en perfecta plenitud. Él ha hecho provisión para que toda dificultad pueda ser vencida y cada necesidad sea satisfecha por medio del Espíritu Santo; por lo tanto, ha dispuesto que el hombre perfeccione un carácter cristiano. Dios quiere que contemplemos su amor, sus promesas dadas tan gratuitamente a todos los que no tienen méritos en sí mismos. Quiere que dependamos plena, agradecida y jubilosamente de la justicia que Cristo nos proporciona. Escucha sin reservas a todos los que acuden a Dios en la forma que él ha establecido (Comentarlo bíblico adventista, t. 7. pp. 943,944).

 

horizontal rule


Lunes 6 de enero

El pacto con Noé

Noé no asoció con su mensaje los agradables y complacientes engaños de Satanás. No reprodujo el sentimiento de muchos que en esos días sostenían que la misericordia de Dios era tan grande que él no haría una obra tan terrible. Muchos afirmaron que Dios concedería a los impíos otro período de prueba; pero Noé no los tranquilizó ni alentó en ellos la más mínima esperanza de que quienes descuidaran la oportunidad presente, y rechazaran la verdad, fueran favorecidos con otra oportunidad de salvación... Él conocía el poder de Dios, y comprendía que Dios cumplía su palabra. Su temor de Dios no lo alejó del Creador, antes lo acercó más a él y lo condujo a derramar su alma en ferviente súplica.

Hubo mucho que al principio recibieron el mensaje de Noé, pero el temor a los hombres fue más grande que el temor de Dios y dejaron la verdad para creer una mentira. Mientras el tiempo pasaba y el reproche y el ridículo se amontonaban sobre ellos, su corazón se desvaneció y no pudieron soportar la prueba. Es en el tiempo de crisis cuando se mide la verdadera fe y seguridad en Dios. El coraje y la integridad no pueden estimarse correctamente hasta que llega el día de la prueba.

El evangelio es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree. Pero una parte del evangelio es amonestar al pecador acerca del destino que le espera al alma que no cree ni se arrepiente. El amor de Dios se manifestó al dar a su querido Hijo al mundo “para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Sin embargo. así como la salvación es prometida sobre la base de la fe en el Hijo de Dios, la condenación es pronunciada sobre aquellos que no creen: “el que no cree, ya ha sido condenado” (S. Juan 3:16—18). Dios tiene un amor indescriptible por el pecador pero declara::"El alma que pecare, esa morirá” (Ezequiel 18:4). Dios no se goza en la muerte del impío; su voluntad es que todos los seres humanos tengan vida eterna mediante la fe en el Hijo de Dios.

El Señor promete una bendición para aquellos que guardan sus mandamientos y declara que entrarán por las puertas en la ciudad y tendrán acceso al árbol de la vida. Y cuando Dios establece un mandamiento es para que lo obedezcamos. Ni las circunstancias que nos rodean, ni las perspectivas financieras, pueden ser una excusa para no obedecer. puesto que él dará fuerza a todo aquel que con sinceridad desea cumplir su palabra (Signs of the Times. Abril 18, 1895).

 

horizontal rule


Martes 7 de enero

El pacto con Abram

Dios escogió a Abrahán como su mensajero para comunicar la luz al mundo. La palabra de Dios vino al patriarca desprovista de todo reconocimiento, de honor mundano y de halagüeñas perspectivas de un gran salario en esta vida. “Vete de tu tierra... a la tierra que te mostraré”, fue el mensaje divino para Abrahán. El patriarca obedeció: “salió sin saber a donde iba”, como un portaluz de Dios, dispuesto a mantener vivo el nombre de Dios en la tierra. Abandonó su país. su casa, sus amistades y todo vínculo agradable que lo unía con su vida joven y salió para ser un peregrino y un extranjero...

Antes de que Dios pudiera usarlo, Abrahán debía romper sus vínculos anteriores, para que no pudiera ser controlado por influencias humanas ni confiara en ayuda humana. Ahora que estaba unido a Dios, de allí en adelante debía morar entre extranjeros. Su carácter debía ser peculiar y distinto de todo el mundo. Ni aun podía explicar a sus amigos a fin de que comprendieran los pasos que seguiría. pues ellos eran idólatras. Las cosas espirituales sólo se disciernen espiritualmente. Por esto sus motivos y sus acciones estaban más allá de la comprensión de sus familiares y amigos.

La incondicional obediencia de Abrahán fue uno de los ejemplos de fe y de confianza en Dios más impresionantes que se encuentran en el registro sagrado.  Sólo con la simple promesa de que sus descendientes poseerían Canaán Y Sin la menor evidencia exterior,  Abrahán siguió hacia donde Dios lo condujo. cumpliendo cabal y sinceramente con las condiciones que le atañían y confiando que Dios cumpliría fielmente su palabra. El patriarca fue dondequiera Dios le indicó: cruzó sin temor el desierto; pasó por en medio de naciones idólatras, con un sólo pensamiento: “Dios ha hablado; obedezco su voz: El me guiará y me protegerá” (Reflejemos a Jesús, p. 316).

A menudo los israelitas parecían incapaces de comprender el propósito de Dios para los paganos, aunque había sido ese mismo propósito el que los había transformado en un pueblo separado y los había establecido como una nación independiente entre las naciones de la tierra. Abrahán su padre, a quien le fueran dadas la promesa y el pacto, había sido llamado de su tierra y de su parentela para que fuese un portaluz entre los paganos. Aunque la promesa incluía una posteridad más numerosa que la arena del mar, no fue ese propósito egoísta el que lo llevó a ser el fundador de una gran nación en la tierra de Canaán. El pacto de Dios con él incluía a todas las naciones de la tierra. El Señor declaró: “Y haré de ti una nación grande. y te bendecirá, y engrandecerá tu nombre, y serás bendición. Bendecirá a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra” (Génesis 12:2, 3) (Review’ and Herald, Junio 17, 191 5).

 

horizontal rule


Miércoles 8 de enero

Pacto con Moisés

Después que los hijos de Israel salieron de Refidim llegaron al “desierto de Sinaí, y acamparon en el desierto: y acampó allí Israel delante del monte. Y Moisés subió a Dios: y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: Vosotros visteis lo que hice a los egipcios y cómo os tomé sobre alas de águila, y os he traído a mí.  Ahora, pues. si diereis oído a mi voz, y guardaréis mi pacto. vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las Palabras que dirás a los hijos de Israel.  Entonces vino Moisés, y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas Palabras que Jehová le había mandado y todo el pueblo respondió a una y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, liaremos. Y Moisés refirió a Jehová las palabras del pueblo”.

Este hizo entonces un pacto solemne y aceptó a Dios como su gobernante y por medio de él los israelitas se convirtieron en los súbditos especiales de su divina autoridad, “Entonces Jehová dijo a Moisés: He aquí, yo vengo a ti en una nube espesa. para que el pueblo oiga mientras yo habló contigo, y también para que te crean para siempre”. Cuando los hebreos enfrentaban dificultades en el camino, estaban dispuestos a murmurar contra Moisés y Aarón, y los acusaban de haber sacado de Egipto las huestes de Israel para destruirlas. Dios quería honrar a Moisés en presencia de ellos, para que se sintieran inducidos a confiar en sus instrucciones, y supieran que había puesto su Espíritu en él (La historia de la ,Redención, pp. 140, 141).

Después de rociar el altar con la sangre de las ofrendas, Moisés tomo “el libro de la alianza, y leyó a oídos del pueblo’’. En esta forma fueron repetidas solemnemente las condiciones del pacto, y todos quedaron en libertad de decidir si querían cumplirlas o no. Antes habían prometido obedecer la voz de Dios: pero desde entonces habían oído pronunciar su ley, y se les habían detallado sus principios, para que ellos supieran cuánto abarcaba ese pacto. Nuevamente el pueblo contestó a una voz: “Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos”. “Porque habiendo leído Moisés todos los mandamientos de la ley a todo el pueblo, tomando la sangre de los becerros y de los machos cabríos... roció al mismo libro, y también a todo el pueblo diciendo: Esta es la sangre del testamento que Dios ha mandado (Patriarcas y profetas. p. 321).

 

horizontal rule


Jueves 9 de enero

El nuevo pacto

Dios los llevó al Sinaí; manifestó allí su gloria, les dio la ley, con la promesa de grandes bendiciones siempre que obedecieran: “Ahora pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto... vosotros seréis mi reino de sacerdotes., y gente santa” (Éxodo l9:5, 6). Los israelitas no percibían la pecaminosidad de su propio corazón, y no comprendían que sin Cristo les era imposible guardar la ley de Dios, y con excesiva premura concertaron su pacto con Dios. Creyéndose capaces de ser justos por sí mismos, declararon: “Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos” (Éxodo 24:7). Habían presenciado la grandiosa majestad de la proclamación de la ley, y habían temblado de terror ante el monte, y sin embargo, apenas unas pocas semanas después, quebrantaron su pacto con Dios al postrarse a adorar una imagen fundida. No podían esperar el favor de Dios por medio de un pacto que ya habían roto, y entonces viendo su pecaminosidad y su necesidad de perdón, llegaron a sentir la necesidad del Salvador revelado en el pacto de Abrahán y simbolizado en los sacrificios. De manera que mediante la fe y el amor se vincularon con Dios como su libertador de la esclavitud del pecado. Ya estaban capacitados para apreciar las bendiciones del nuevo pacto.

Los términos del pacto antiguo eran: Obedece y vivirás. “El hombre que los hiciere, vivirá en ellos” (Ezequiel 20:11; Levítico 18:5.): pero “maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para cumplirlas’ (Deuteronomio 27:26). El nuevo pacto se estableció sobre “mejores promesas”. La promesa del perdón de los pecados y de la gracia de Dios para renovar el corazón y ponerlo en armonía con los principios de la ley de Dios. “Este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová : Daré mi ley en sus entrañas, y escribiréla en sus corazones; y... perdonaré la maldad de ellos, Y no me acordaré sus de su pecado” (,Jeremías 31:33, 34).

La misma ley que fue grabada en tablas de piedra es escrita por el Espíritu Santo sobre las tablas del corazónEn vez de tratar de establecer nuestra propia justicia, aceptamos la justicia de Cristo. Su obediencia es aceptada en nuestro favor. Entonces el corazón renovado por el Espíritu Santo producirá los frutos del Espíritu. Mediante la gracia de Cristo viviremos obedeciendo a la ley de Dios escrita en nuestro corazón. Al poseer el Espíritu de Cristo, andaremos como él anduvo. Por medio del profeta, Cristo declaró respecto a sí mismo: ‘‘El hacer tu voluntad, Dios mío, hame agrado: y tu ley está en medio de mis entrañas” (Salmo 40:8). Y cuando vivió entre los hombres, dijo: “No me ha dejado el Padre; porque yo, lo que a él agrada, hago siempre” (5 Juan 8:29) (Patriarcas y profeta, pp. 388, 389).

 

horizontal rule


Viernes 10 de enero

Para estudiar y meditar

Patriarcas y profetas, pp. 125-132: Profetas y reyes, pp. 494, 495.

 
 

[Acerca de Nosotros] [Conozca a Marissa][Conozca al Dr. Martínez] [Teología] [Profecías] [ Apología] [Historia IASD] [Centro de investigación] [Iglesias ASD en la Red] [Centro White][Centro de Noticias MPM][Itinerario] [Diezmo] [La Leche] [El Tabaco] [El Café][Zacarías][Escríbenos][Foto-Album  Familia Martínez] [Home]

 

Usted es el Visitante FastCounter by LinkExchange